SAN DIEGO.- “¡Ya basta de familias separadas, todo mundo habla de la reforma migratoria pero día a día escuchamos de familias que se están quedando sin sus padres por las deportaciones!” Exclamó una joven indocumentada.

Su impotencia y sentimientos encontrados habían llegado al límite y junto a su hermanita se manifestaba frente a las oficinas de Inmigración, en Front Street, en el centro de la ciudad.

Su padre Teodulfo Merino, el sostén de 5 hijos, (dos de las cuales se encontraban expresándose) fue arrestado originalmente el 6 de julio en San Juan Capistrano por agentes de la Patrulla Fronteriza y se encuentra en proceso de deportación. Desde entonces, afirman sus familiares, ‘ha sido trasladado al menos 5 veces, sin que se le haya permitido comunicarse con él”.

Merino es uno de los miles de indocumentados que se encuentran en medio del ‘inpass” y no son protegidos por una ley de migración, que es actualmente siendo tema de debate en la cámara de representantes, y cuya iniciativa no satisface a los grupos que demandan una reforma integral.

Dolor e impotencia

Los sentimientos de dolor y desesperación de la joven y su hermanita hacía difícil, por momentos, la conferencia de prensa que pudo llevar entre ahogados sollozos.

La jovencita, quien omitió su nombre por su condición de indocumentada y sólo pronunció un apurado ‘Michelle’ ante un noticiero televisivo local, se mostró sin embargo muy firme al agradecer a su padre que le haya dado los medios para llegar a la Universidad, donde ahora estudia.

¿Cómo se dio el arresto?

“Eran como las 4 o 5 de la mañana, mi papá iba a su trabajo, entonces notó que agentes de inmigración lo estaban siguiendo y yo me pregunto por qué nuestra gente, nuestra comunidad tiene que pasar por esto todo el tiempo, por qué tienen que perseguirlos basándose en la forma en que se miran, sólo por ser personas de color es que ya automáticamente piensa que es indocumentado. Mi papá si es indocumentado, pero cuando esto pasó iba camino al trabajo”.

“Es injusto, es inhumano y no hay forma de explicar por lo que la familia está pasando; sólo sabemos que en este momento necesitamos el apoyo de mi papá; necesitamos que regrese, necesitamos que sea dejado en libertad, que regrese con su familia; mis hermanitas, ambas son ciudadanas americanas, de una de 7 y otra de 2 años de edad, están pasando por momentos difíciles y ellos no logran entender por qué un día salió a trabajar y no regresó”, dijo.

Mientras la organización Ángeles de la Frontera señalan que no aceptarán una reforma migratoria basada en una mayor militarización de la frontera EU-Mexico, el investigador del COLEF, Alejandro Díaz Bautista, consideró que “el proyecto de reforma migratoria integral, que recibió un impulso por el Senado, encuentra la resistencia “de los más conservadores en la Cámara de Representantes, que se oponen a la legalización de los indocumentados”.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com