SAN DIEGO.- En tanto el Representante Luis Gutiérrez confirmó en Washington, D.C., que será el próximo mes de septiembre cuando la Cámara de Representantes presentará su versión de la reforma migratoria, el grupo activista Ángeles de la Frontera emitió un reporte donde expresa su oposición a la militarización de la región fronteriza.

“Mientras muchos de nuestros hermanos y hermanas continúan abogando por una reforma de inmigración integral, nosotros apoyamos la intención pero continuamos diciendo: no a la militarización aprovechando la reforma”.

La Cámara de Representantes presentará en septiembre próximo su versión de la reforma migratoria y ésta será “más amplia y generosa” respecto a la reunificación familiar, dijo el legislador demócrata de Illinois, Luis Gutiérrez.

“Va muy bien. Estamos simplemente resolviendo el lenguaje apropiado que refleje los acuerdos a los que hemos llegado, y creo que es apropiado que se presente en septiembre. Creo que es el mejor momento”, dijo Gutiérrez, miembro del grupo negociador en la Cámara Baja.

“El proyecto de ley ya está escrito, casi todos sus componentes. Sí hay unas cuantas partes que todavía tenemos que esclarecer, pero es muy poco”, aseguró Gutiérrez, sin precisar cuáles son esas áreas.

Sin embargo, adelantó que, al igual que la reforma migratoria aprobada por el Senado el mes pasado, el plan reformista de la Cámara Baja también tendrá multas para el proceso de legalización de los once millones de inmigrantes indocumentados.

“En ese sentido es similar al programa (plan) del Senado pero también hay espacio y tiempo para hacer los pagos. Creo que debemos enfatizar que hay un camino a la legalización, a tener documentos, licencias de conducir”, enfatizó Gutiérrez.

Pero Angeles de la Frontera afirma en su reporte que “Border Angels (su denominación en inglés) ha estado en la primera línea del debate de inmigración por tres décadas. Hemos visto los cuerpos de aquellos que no lo hacen, ya que cruzado el desierto en busca de alimentar a sus familias. Hemos estado allí para consolar a la madre que no puede encontrar a su hijo”

Y continua: “estuvimos allí cuando el Congreso aprobó la última reforma de inmigración en 1986. Estábamos allí para protestar por la aplicación de la Operación Guardián en 1994 y recorrimos el país durante los meses febrero, marzo, abril y mayo del 2006, ayudando a despertar al inmigrante”.

“El Congreso siempre ha sido el órgano legislativo clave. Y por ello condenamos el proyecto de ley de inmigración aprobada va al Congreso, por el hecho de que de que la parte “humana” de la reforma migratoria ha sido reemplazada por una “sentencia de muerte para nuestros hermanos migrantes, con la expansión del muro de la muerte. Queremos una reforma migratoria humana no una militarizada”, concluye el documento.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com