SAN DIEGO.- Kevin Keenan se retira de su cargo tras ocho años de desempeñarse como director ejecutivo de la Unión de Libertades Civiles Americanas San Diego-Condado Imperial (ACLU por sus siglas en inglés).

Se dio a conocer que el retiro efectivo del activista será a partir de diciembre cuando viajará a Nueva York, en compañía de su esposa.

La familia de Keenan se trasladará a Morningside Heights de Manhattan, donde su esposa, Sarah Azaransky, ha sido contratado como profesor asistente de la ética social en el prestigioso Seminario Teológico Unión.

También se adelantó que ACLU se abrirá una búsqueda del sucesor de Keenan, un hecho ya inminente.

Kevin ofrecerá asesoría a la junta directiva, en forma acorde con la transición de la organización a un nuevo líder.

“Keenan deja una organización próspera, que pasó de 7 miembros del personal en 2005 a 24, en la actualidad, y llevó a muchos exitosos esfuerzos para proteger y ampliar las libertades civiles.

De acuerdo con la organización activista a él le correspondió desarrollar la visión de la organización en San Diego y ayudó a crear el “ACLU de California”.

Durante la administración de Keenan, “la ACLU de San Diego lideró importantes esfuerzos en materia de derechos de los inmigrantes, la justicia fronteriza, derechos de voto, la igualdad educativa, la reforma de la justicia penal, y la educación cívica y el compromiso”. Una lista de los aspectos más destacados de los

“Kevin ha sido un estratega y jugador clave en gran parte de la labor sustantiva de la organización, pero su mayor contribución ha sido el establecimiento de una visión ambiciosa y de entrega”, dijo el presidente de la Junta Greg Rose.

El activista “también llevó a la ACLU de San Diego en los nuevos enfoques de la promoción de las libertades civiles, incluyendo una campaña de movilización de votantes latinos en Escondido y un enfoque en la construcción de relaciones con los legisladores y miembros de la comunidad”.

“He tenido la suerte de trabajar con un grupo increíble de líderes, especialmente en nuestro equipo personal, sino también en nuestras juntas y comités, entre nuestros aliados, en la profesión legal, y en la comunidad”, dijo Keenan.

Por su parte Greg Rose afirmo que “aunque nos entristece ver a Kevin salir, tenemos plena confianza en que el próximo director ejecutivo seguirá manteniendo la larga tradición de esta organización de una operación fiscal fuerte, disciplinada, con conocimientos jurídicos impecable, y agresiva, así como la promoción innovadora para garantizar fundamental libertades y la igualdad ante la ley para todas las personas”.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com