SAN DIEGO.- Cocaína por valor superior a los $400.000 aseguró la Patrulla Fronteriza a una mujer en el punto de revisión cercano a la población de Murrieta, California.

Se informó que los agentes fronterizos arrestaron a una ciudadana estadounidense, de 29 años, quien conducía un vehículo 2003, Jaguar X-Type, en las cercanías de la autopista interestatal 15.

Una patrulla K-9 del equipo fronterizo realizó una inspección superficial del vehículo, dando como resultado una alerta positiva.

Al saberse descubierta, mujer respondió que alguien le pagó para que entregara un paquete con contenido desconocido.

Los agentes registraron el vehículo y descubrieron 15 ladrillos de cocaína escondidos en una caja de cartón en un compartimiento de la cajuela del vehículo.

Los paquetes pesaban 37.37 libras y tenía un valor estimado de $ 411,070.

El presunto traficante fue entregado al Departamento del Sheriff del Condado de Riverside para ser enjuiciado El vehículo fue detenido por la Patrulla Fronteriza, Sector San Diego.

Recuerdan a oficial Rosas

Por otra lado, a cuatro años de su muerte, el agente fronterizo latino Robert Rosas sería recordado en dos ceremonia programada para la tarde del martes y miércoles, en las poblaciones de Campo y El Centro, California, respectivamente.

La ceremonia programada en Campo se anunció para llevarse a cabo en Schockey Truck Trail, donde se encuentra el sitio donde fue asesinado por lo que se cree eran un grupo de traficantes de drogas e indocumentados, la noche del 23 de julio del 2009, mientras patrullaba cerca de Campo.

Un acto similar se realizaría en El Centro, California, ciudad de donde el agente Rosas era originario.

A menudo sus amigos se refieren a él como el “alcalde de El Centro,” debido a su popularidad y afecto que se ganó entre los miembros de la comunidad.

Una investigación conjunta, que incluya la cooperación y la asistencia del Gobierno de México, llevó a la identificación y detención de los cuatro sujetos que posteriormente fueron extraditados a los Estados Unidos para hacer frente a la justicia.

Hasta la fecha, tres de los asaltantes se han declarado culpables y el cuarto permanece bajo custodia en espera de una fecha para el juicio de septiembre.

El asesinato del agente Rosas resultó en la pérdida de un marido cariñoso y un padre que tenía dos hijos pequeños

Robert Rosas se graduó de la High School Unión Central, donde conoció a su esposa, Rosalie. Antes de convertirse en un agente de la Patrulla Fronteriza, trabajó como oficial de correcciones durante seis años en la prisión estatal de Centinela, además de servir dos años como oficial de policía de reserva para el Departamento de Policía de El Centro.

El Agente de Rosas comenzó su carrera en la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos, el 22 de mayo de 2006, como miembro de la 621 ª sesión de la Academia de la Patrulla Fronteriza.

Servicios El Latino

El Latinoonline.com