SAN DIEGO.- Estudiantes hispanos de la Universidad de California criticaron el reciente nombramiento como presidenta de esta institución educativa a Janet Napolitano.

Sostienen que pese al apoyo que la exgobernadora de Arizona dio a la los alumnos indocumentados, con acciones como DACA, su gestión como secretaria del Interior se caracterizó por el elevado número de deportaciones.


La coalición Organizaciones de Estudiantes Indocumentados de la Universidad de California hizo público un comunicado en el que expresa su preocupación por la posibilidad de no tener “espacios seguros para el aprendizaje”.


La carta, publicada por la coalición en las redes sociales, muestra su preocupación debido “al número significativo de estudiantes indocumentados matriculados en los campus y al legado de Napolitano de supervisar un número récord de deportaciones, lo que preocupa a la comunidad estudiantil y pone en peligro el ambiente seguro educacional que esperamos de nuestro sistema universitario”.


Los miembros de la coalición, que incluye a “RISE” de UC Berkeley, “Aspire” de UC Davis, “Dreams” de UC Irvine, “Ideas” de UCLA, “Conciencia sobre Derechos de Migrantes” de UC San Diego, “Poder” de UC Riverside, y “Estudiantes Informando Ahora” de UC Santa Cruz, entre otras, acusaron a Napolitano de implementar programas que separan familias.
Además, la coalición lanzó una campaña por las redes sociales para recoger firmas contra la presidencia de Napolitano, bajo el lema “Educación, no Deportación”, a pesar de su confirmación ayer jueves en una sesión en la que la estudiante regente Cinthia Flores, que estudia leyes en UC Irvine, votó en su contra citando las preocupaciones de estudiantes.
“Ella debe recordar que su involucramiento con Comunidades Seguras va a crear una larga sombra. Sé que el miedo (de los estudiantes) es real”, dijo Flores.



“Tememos que esta decisión pueda expandir más la privatización, mala administración, y represión militarizada de la libertad de expresión que caracterizaron la presidencia de Mark Yudof y amenace la calidad y accesibilidad de la educación que deben de ser la primera prioridad”, indicó el sindicato.
Según el mismo, pese a que públicamente Napolitano ha apoyado el “Acta de Ensueño”, durante su administración el Departamento de Seguridad Interna deportó a 1.5 millones de inmigrantes indocumentados”.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com