SAN DIEGO.- Juan Vargas, congresista federal por el Distrito 51, tomó una postura en contra de la militarización de la frontera al apoyar una declaración presentada por las organizaciones del Comité de Amigos Americanos y de la Red de Derechos Humanos de San Diego.

“A medida que nos involucramos en el debate sobre la reforma de inmigración, los representantes electos fronterizos tienen la responsabilidad de representar las necesidades y aspiraciones de las familias trabajadoras que están contribuyendo al desarrollo social y el bienestar económico de nuestras comunidades y del país”, dijo Vargas.

En respuesta a una reciente expresión efectuada afuera de su oficina en Chula Vista, el legislador agregó que “estamos comprometidos con la defensa de los derechos constitucionales y humanos de nuestras comunidades, y alentamos a las políticas que reconozcan y respeten nuestra única experiencia vivida como comunidades fronterizas. Rechazamos la militarización irresponsable, excesiva y costosa de nuestros barrios “.

La delegación integrada por los residentes de Barrio Logan y la ciudad de Chula Vista, expresó sus preocupaciones con (S.744) los componentes de la reforma migratoria del Senado que buscan añadir 20.000 más agentes fronterizos y para gastar más de $ 40 millones de dólares en aviones, de grado militar helicópteros, vallas y otros elementos producidos por contratistas de defensa y de las armas, la militarización eficazmente a las comunidades fronterizas.

Instaron Vargas congresista para priorizar las necesidades de las comunidades fronterizas como el debate sobre la reforma migratoria sigue en la Cámara de Representantes. La delegación se complace en anunciar el compromiso del Congreso de Vargas de estar junto a las comunidades fronterizas y en oposición a la militarización de la frontera.

Defiende a “soñadores’ encarcelados

En el mismo contexto, el senador californiano Leland Yee hizo un llamado al Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos para que “permita que los jóvenes soñadores, conocidos como “Dream 9” salgan de la celda de aislamiento y regresen a sus familias.

“La evidencia es muy clara, que al poner jóvenes en celdas de aislamiento resultara en consecuencias destructivas para la salud mental”, dijo, el legislador que representa a San Francisco/San Mateo, “es completamente inaceptable que las autoridades respondan en esta manera simplemente porque los jóvenes protestaron. Le hago un llamado al Departamento de Seguridad Nacional que traten con respeto y dignidad es los jóvenes soñadores.”

Ejemplificó con el caso de “la jovencita Lizbeth Mateo, (quien se encuentra arrestada) pese a que ha demostrado ser un miembro productivo en nuestra sociedad. Ella no tiene la culpa de nada, sus padres sencillamente buscaban un mejor futuro para su familia y fueron forzados venir a los Estados Unidos. Ahora, esta jovencita está detenida en la celda de aislamiento despojada de toda su dignidad y libertad. Nuestro país debe y tiene que entender que encerrar a los jóvenes no es justo ni moral.”

Lizbeth forma parte de un grupo de jóvenes quienes corrieron el riesgo de cruzar a México y regresarse para demostrar al Departamento de Seguridad Nacional que la frontera ‘es porosa’ y carece la seguridad que tanto alardea la agencia federal, pero no corrió con la misma suerte de sus 9 compañeros y fue arrestada por agentes de la Patrulla Fronteriza.

El Senador Yee es el autor de la medida SB 61 que pide mayor restricciones con el uso del aislamiento contra los jóvenes. Además, la resolución SJR 13 le pide al Congreso Federal que pongan como prioridad la reunificación de las familias en la reforma migratoria.

En los Estados Unidos ahí aproximadamente 1.6 millones de jóvenes indocumentados.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com