SACRAMENTO.- De acuerdo con un reciente artículo publicado en el influyente diario USA Today los llamados: “parent trigger” (padres gatillo) han impulsado acciones e incluso alentado a congresistas y legisladores estatales y federales a que redacten leyes que permitan cerrar las escuelas y correr al personal que consideran no deben estar en el centro educativo.

Ejemplifica el caso de la madre latina Amabilia Villeda quien logró que en la escuela 24th Street Elementary School de la ciudad de Los Angeles cerrara y contratara nuevo director, maestros y personal.

Ella, cita el diario, “no es sólo la madre de un estudiante de cuarto grado, sino uno de los primeros padres de familia de luchar por una mejor escuela bajo la controversial ley conocida como ‘Parents Trigger Law’ (Ley de Padres Gatillo).

Villeda dirigió a más de 350 padres hartos y desafiantes del funcionamiento de la escuela – con pobres resultados en el estado – y obligó al Distrito Escolar Unificado de Los Angeles a que la cerrara temporalmente y contratará nuevo personal.

Cabe hacer mención que además de este reciente antecedente en California de la fuerza que tienen los llamados “Revolution’s Parents” (Padres Revolucionarios), la ley ‘gatillo’ ya se aplica en estados como Louisiana, Mississippi, Ohio, Texas y se encuentra en plan piloto en el Distrito Escolar de Columbus, y otros 20 estados la han estado considerando.

Unión de Maestros de CA,

en oposición

Pero para Dean Vogel, presidente de California Teacher Association, CTA, (Asociación de Maestros de California) estas acciones, hace ver en una artículo que al margen de que suelen resultar contraproducentes al afectar negativamente a la Educación, terminan beneficiando “a sus verdaderos operadores, que apoyan la educación privada” en perjuicio de la pública.

La llamada “revolución de los padres de familia” en muchas escuelas de la Unión Americana ha redundado, en muchas ocasiones, en la expulsión de maestros, directores y miembros del personal administrativo y de limpieza

“En realidad “estas tácticas tóxicas” no involucran a los padres en la educación de sus hijos; en cambio, animan a los padres a organizarse en contra de las escuelas, los profesores y, a menudo, uno contra el otro, sin ningún sentido positivo”, consideró el representante sindical de los maestros en el estado.

Agregó que los “padres gatillo”, llamados así por su comparación con una arma de fuego que sólo requiere ser accionada para causar daño, no estarían logrando lo que creen o presumen: “una revolución de padres en un proyecto organizado”.

“Si bien este movimiento caracterizado por sus defensores como esfuerzos de base, las realidad es que su activación padres son en gran medida los proyectos “AstroTurf” (comparable al césped artificial), organizado por la llamada “Revolución de Padres”, es impulsado y financiado”, afirma Vogel, por un grupo externo con vínculos con los grandes intereses de dinero”.

Y advierte: “estos extranjeros han invertido miles de dólares en los esfuerzos de recolección de firmas; esfuerzos de activación de padres que no llegan a las causas fundamentales de la actuación de una escuela y sin tener en cuenta los actuales esfuerzos de reforma que buscan el éxito del estudiante”.

El presidente de CTA advierte en el editorial de la página principal (sitio web) de esa organización que “los maestros saben que los estudiantes cuyos padres participen activamente en su educación tienen muchas más probabilidades de tener éxito”.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com