WASHINGTON.- El presidente estadounidense, Barack Obama, renovó su promesa de aumentar el salario mínimo y de defender la legislación laboral que protege a los trabajadores contra los abusos y la discriminación, en un mensaje con motivo del Día del Trabajo.

“Como nación, reanudamos nuestro compromiso con vuestras causas”, afirma el presidente en un vídeo grabado con ocasión de la fiesta del trabajo, que desde 1882 se conmemora en Estados Unidos el primer lunes de septiembre, a diferencia de la mayor parte de países que lo celebran el 1 de mayo.

Entre los beneficios que los trabajadores deberían obtener por su labor, según Obama, se cuentan “una buena educación, una casa propia, el cuidado de la salud cuando uno se enferma, y un retiro asegurado aún si uno no es rico”.

“Pero, lo más importante de todo (es) un buen empleo que pague un buen sueldo”, agregó. “Todos quienes trabajan merecen una economía en la cual el trabajo sea recompensado”.

El presidente señaló que ha llegado el momento de aumentar el salario mínimo, “porque nadie que trabaje a tiempo pleno en la nación más rica del mundo debería criar a sus hijos en la pobreza”, el salario mínimo varía en los estados de EE.UU., pero la norma federal es de 7,25 dólares por hora.

Obama ha pedido al Congreso un incremento a 9 dólares por hora y la indexación del salario mínimo con la inflación.

Durante su labor en el Senado de Estados Unidos y su campaña presidencial de 2008, Obama prometió que promovería una legislación que eliminara algunos de los obstáculos que, por décadas, han dificultado la organización de sindicatos.

Pero como presidente no ha tomado aún iniciativas al respecto.

La jornada cerro un fin de semana largo con el cual concluyeron en la mayor parte del país las vacaciones veraniegas.

Décadas atrás el día del trabajo se conmemoraba con desfiles en las principales ciudades industriales, pero actualmente es más un día de asados y picnics que los estadounidenses disfrutan en familia.

EFE

Ellatinoonline.com