Los más pequeños de la casa se enfrenten en pocas semanas a su primer día de kinder o de cole. Un look de princesas roqueras para ellas y el melancólico “british gentleman” para ellos se imponen en un armario infantil y juvenil cada vez más parecido al de los padres.

En pocas semanas muchos peques se enfrentarán a su primer día de jardín de infancia o a la vuelta al colegio, un momento muy especial que requiere una renovación del fondo de armario. A parte de los tradicionales uniformes escolares, que no admiten tendencia alguna, para este gran momento del año se imponen una variada y brillante paleta de colores -inusual para la temporada otoñal- con tonos verdes turquesa, grises y rosas en tonos empolvados, combinados con los tradicionales y socorridos negros y blancos.

Tips para una vuelta con estilo

Los niños deben participar en los preparativos de la vuelta al colegio o al kinder para que la transición a la rutina escolar sea más fácil, según recomiendan los psicólogos. Así, no hay nada mejor para encarar el regreso a las aulas o el estreno en ellas con buen humor que planear un día de compras junto a los pequeños de la casa.

Esta temporada las tendencias de moda infantil y juvenil toman prestados tejidos tradicionalmente adultos, así el terciopelo y la piel llegan pisando fuerte al armario de los jóvenes fashionistas para quedarse. Acompañado eso sí, por texturas más tradicionales como el punto, así como tejidos básicos y cálidos del otoño/invierno como son la pana, el algodón o la felpa.

El look book de la vuelta al cole es este año muy versátil, desde el estilo punk, roquero e informal para los más niños más atrevidos, hasta la clave “stylish” de las ocasiones especiales, donde ellas se decantan por vestidos abullonados y de corte lady, y ellos se convierten en auténticos gentleman, pajarita y corbata incluidas.

Pequeñas princesas roqueras

Para pisar fuerte en la vuelta al cole, las niñas adaptan el estilo punk, que ha impregnado este año el armario de las mamás, en clave lady. Una falda de tul de neón o vivos colores, se combina con cálidos jerséis de punto en un “look” que rematan las cazadoras de piel estilo “biker” que tanto se han puesto de moda en la anterior temporada.

Para ocasiones más formales, los vestidos se transforman con todo tipo de estampados, desde los tradicionales cuadros escoceses en vivos tonos carmín, a “prints” psicodélicos de aire hippie.

Con la vuelta al cole llegan los fríos otoñales y las prendas de abrigo. Esta temporada la capa marca tendencia, bien en tono marrón gabardina, bien en estampados alegres, como los cuadros ingleses en tono rosa chicle. Los remates de cuello en pelo sintético o natural se asientan en el fondo de armario juvenil, haciendo de esta prenda de abrigo un elemento fácilmente combinable para el día a día o las ocasiones especiales.

Un avance para la próxima temporada: motivos metálicos, brillos y lentejuelas que aparecen y desaparecen en las prendas para niñas con naturalidad y sofisticación.

Melancolía vintage para ellos

Los niños encaran la vuelta al cole con un fondo de armario donde manda el look de “british gentleman” para las ocasiones especiales y el “boho chic” para el día a día. La paleta de colores del armario está estructurado en torno a tres colores fundamentales: azul petróleo, verde manzana y caqui.

Para ir al colegio cómodos todos los días, camisas con patrones desenfadados, pantalones vaqueros y prendas de punto que se armonizan en clave chic aunque sin dejar de lado el toque juvenil. En el zapatero imperan las botas de caña alta, un complemento que imprimen al “look” un aire de leñador.

Las prendas de abrigo crecen con texturas acolchadas y comparten con el armario femenino los cuellos de piel de imitación, que dan calidez y un toque de sofisticación.

En las ocasiones especiales los chicos prefieren copiar el armario de papá y se atavían con pantalones de pinzas y camisas, para rematar el estilismo con divertidas pajaritas y corbatas. Todos unos gentleman, que se peinan con aire desenfadado.

La cabeza por complemento

Los complementos para la vuelta al cole se concentran en la cabeza, bien sea para adornar, bien sea para abrigar. Para ellos, el armario se llena de gorros forrados de piel de corte leñador y de punto, todo en clave informal y en tonos grises claros y marrón piel.

Las más pequeñas prefieren aderezar su cabeza esta temporada con orejeras de piel y guantes a juego, mientras que las ocasiones especiales se decantan por cintas de terciopelo o coloridas diademas en tonos rosa empolvado, que acompañan con motivos animales como mariquitas o pajaritos. También hay sombreros pero con un toque más “stylish” que los chicos: esta temporada el rey es el sombrero típico de los alegres años veinte, todo un toque de sofisticación para comenzar con buen pie la vuelta al cole.

EFE

Ellatinoonline.com