SAN DIEGO.- En su paso por la ciudad, el cantante Colombiano Kenny Williams, llegó a las oficinas de periódico El Latino, para platicarnos de sus inicios, su carrera y lo que espera del difícil mundo de la farándula.

Su primera canción la compuso a los nueve años de edad, y fue un regalo para su mama. Posteriormente cumplidos los doce años su padre le regaló una guitarra, con la cual aprendió a componer, para después se integrarse a una banda de rock en su ciudad natal de Bogotá.

Estudio solfeo y percusión, y composición, en una universidad en Bogotá. Después de tres años de carrera y uno de tesis se graduó como compositor.

“Puede haber elegido tocar pop, rock o algún otro genero, pero para mi la música no tiene limites ni fronteras, así que me fui por un ritmo mas movido y rumbero, pero no por eso descuido la calidad en cada canción”.

“La Rumba Buena”, es la canción que lo dio a conocer en toda Sudamérica. De ahí extendió su alcance y ahora busca conquistar el norte del contiene.

Actualmente el joven Colombiano promociona su segundo sencillo “El Cheke cheke”, con el que pretende conquistar México y Estados Unidos.

Es seguidor de Carlos Vives y Juanes. Ellos representan su mayor influencia desde muy pequeño, y lo motivaron a envolverse en el mundo de la música.

“No soy un improvisado. Mi música esta bien hecha y quiero ofrecer calidad, con instrumentos acústicos, y poder mostrar algo mas orgánico y con vida.”

Kenny es un joven de 24 años con muchas ganas de sobresalir, y cuenta con un carisma cautivador, sobre todo para las chicas que lo siguen. Es un tipo con estudios que lo respaldarán en todo lo que haga, gracias a que conoce bien el negocio, y lo que hace con cada instrumento.

Su música es bailable y “huapachosa”, y seguro los estaremos viendo ascender en los próximos meses.

Felipe Castañeda

Ellatinoonline.com