LOS ANGELES.- La postura oposición anti-inmigrante le ha costado al Partido Republicano la pérdida del crucial voto latino en California, revela un nuevo estudio difundido por la organización activista America’s Voice.

En artículo intitulado: “Anti-Immigrant Politics and Lessons for The GOP from California” (Políticas Anti-Inmigrantes y Lecciones para el GOP de California) y firmado por Matt A. Barreto y Ricardo Ramírez, se resaltan datos reveladores de una reciente “encuesta de campo”.

Los investigadores recuerdan que luego de que el expresidente Republicano Ronald Reagan ganara las elecciones presidenciales de 1980, al ser un nativo de California “elevó su parte del voto latino del 35 al 45% en las elecciones, cosechando el 59% en todo el estado”.

Y el asunto no quedó ahí, afirman Barreto y Ramírez, pues “los republicanos ganaron el estado dorado de nuevo en 1988”.

Pero de entonces a la fecha las cosas han cambiado mucho por tres razones, argumentan: aunque la porción latina de todos los votantes de California “comenzó a crecer notablemente, los republicanos se embarcaron en una agenda anti-inmigrante que llegó a alienar a los votantes latinos, quienes se fueron con los brazos abiertos al Partido Demócrata”.

El tercer punto, continúan los estudiosos, “los republicanos han escrito permanentemente 55 votos del Colegio Electoral, o aproximadamente 20% de la cantidad que se necesita para llegar a 270”.

“A medida de que la población de votantes latinos crece a través de otros estados, y se desarrolla un debate riguroso sobre la reforma migratoria, queremos aprovechar esta oportunidad para revisar las lecciones aprendidas de California. Y es ¿cómo se pasó de un bastión republicano a uno demócrata?, se preguntan. Y “la respuesta es clara –la política anti-inmigrante y el voto frustrado y movilizado, que detonó en movilizaciones contra la campaña por la Proposiciones 187, 209 y 227 impulsada por ex gobernador Pete Wilson contra los inmigrantes indocumentados y la educación bilingüe”.

Las estadísticas muestran “que a medida que el voto latino creció en influencia, California se convirtió en un estado más demócrata. En particular, el voto latino se convirtió en 10 al 13 por ciento favorable (ese partido), después de las políticas anti-inmigrantes aprobadas por el Partido Republicano en 1994”, afirman.

Como resultado indican que “en 1996 los demócratas ganaron el 75 por ciento del voto latino y en 2012 estaban ganando el 78 por ciento”.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com