La noche de Halloween invita a disfrazarse por dentro y por fuera pero no solo termina ahí, todo el año puede uno lucir de su gran estilo de moda, con encajes, ligueros corsés y picardías, prendas de lencería que invitan a construir sugerentes disfraces capaces de hechizar aun después de esta festividad.

El influjo de la magia de Halloween alcanza la ropa íntima femenina con pinceladas de los iconos de la noche de las brujas, propuestas que invitan a vestirse de manera muy sexy. Con este estilo olvídate de la timidez, deja volar la imaginación y apuesta por una lencería acorde con los disfraces más sugerentes.

Conocida como la noche de brujas o la de los difuntos, la fiesta de Halloween, de origen celta, aunque tradicionalmente se ha celebrado en Estados Unidos, Canadá, Irlanda, Reino Unido, México y Colombia, hoy en día, también se ha logrado convertir en un estilo de moda muy elaborado y trascendente, mas allá del día en sí.

Para muchos, la temporada de la Noche de Brujas se ha convertido en una imagen de mujer coqueta o sexy. Prueba de ello, son las colecciones “capsulas” que lanzan prestigiosas firmas de corsetería, entre ellas Victoria’s Secret, de la mano de la modelo sudafricana Candice Swanepoel, que ha presentado una serie de conjuntos muy sexys para disfrazarse en la más estricta intimidad.

Entre todos los modelos, se pude encontrar una coqueta diablesa, una pantera sumisa, una dulce cabaretera, una autoritaria policía, una estricta azafata, una novia rebelde, una reina de corazones, una malvada pirata, una divertida marinera, una traviesa ama de llaves o una irresistible princesa oriental, modelos que llegan aderezados con complementos como gorras, esposas, garfios o tridentes.

Para crear un conjunto de ropa interior estilo Halloween los códigos son: satén, raso, seda, terciopelo o encaje teñido en negro, morado o rojo, así como los clásicos estampados de brujitas, calaveras, calabazas, telas de araña o fantasmas.

Naranja, negro y morado, colores básicos

Asociada a los colores naranja, negro y morado, la noche de brujas ya no solo es una tradicional fiesta para niños, sino un divertido estilo de moda para los adultos en la que cada año son más habituales las líneas de lencería misteriosa, atrevida, descarada y pícara.

Los ligueros, los picardías, los corsés y los “bodys” son las claves de la lencería para esta ocasión, sobre todo coloreados en púrpura, negro y naranja, aunque el rojo, el granate, el verde oscuro y el blanco también causan furor esa noche.

La firma Goldenpoint ha lanzado una pequeña colección que recrea esa fiesta con propuestas lenceras en las que la fantasía y la sensualidad son el denominador común. El rojo imperante en las diablesas combina a la perfección con el color de negro en un delicado conjunto semitransparente sin aros ni relleno, rematado con tiras elásticas rojo fuego, extremadamente seductor.

Deja a un lado las braguitas y los sujetadores convencionales y apuesta por una lencería de mujer pasional y atrevida, y sobre todo, muy sensual como un atuendo de encaje ajustado al más puro estilo “Catwoman”, que se ciña al cuerpo como una segunda piel.

Si prefiere mantener un poco más el estilo clásico, opte por una bonita lencería en negro y sugerentes prendas de dormir como los clásicos camisones transparentes, los cortitos “baby dolls” o los “culottes” sujetos con ligueros, así como coquetos saltos de cama adornados con delicados detalles como las plumas, las lentejuelas, las perlas o la pedrería.

EFE

Ellatinoonline.com