SAN LUIS.- ‘La magia’ de los Cardenales de San Luis (Saint Louis Cardinals) siempre aparece justo cuando se requiere y en los juegos de postemporada, y en los partidos divisionales, donde pasa el que gane 4 de 7 juegos, no ha sido la excepción.

Luego de dejar en el camino a los poderosos Bravos de Atlanta, (Atlanta Braves) las probabilidades de que los pájaros rojos sean de nuevo los invitados en el Clásico de Otoño se agigantaron con sus dos victorias conseguidas en su casa, en el arranque de su serie de ‘Play Off’ con los Dodgers de Los Angeles (Angels Dodgers).

A pesar de que los Estivadores (Dodgers) tienen al tremendo Clayton Kershaw, que jugó un partido de dos imparables frente a los Cardenales y en su casa, lo que no ha funcionado es simplemente “la batería” angelina, que en sus do primeros partidos ha estado dormida.

Los bates de Juan Uribe, Carl Crawford, Adrián Uribe, y compañía, fueron enfriados por el excelente pitcheo de San Luis, encabezados en lanzadores como Michael Wacha, Chris Carpenter y Trevor Rosenthal; los Cardenales, en cambio, con latinos como Carlos Beltrán y el receptor Yadier Molina han dado prueba de su gran capacidad ofensiva y defensiva.

No obstante, el verdadero detalle es que, como dijimos, los angelinos han estado ‘con la pólvora mojada’ y tomando más chocolates que la famosa ‘abuelita’.

Pero hay viene la otra parte de la historia. Los Dodgers son tremendos en su casa y no es extraño que despierten los grandes cañones y se levanten.

Lo han hecho ya en múltiples ocasiones y la prueba más contundente, hemos dicho, fue levantarse de estar hasta a 20 juegos en el sótano de su división y resurgir como el ave fénix para llegar a estos play-offs.

Cardenales y Dodgers tienen un gran bullpen y excelentes abridores y relevistas, y el invitado a la serie mundial dependerá de ellos.

En la otra tremenda serie es la que juegan los Medias Rojas de Boston (Boston Red Sox) y los Tigres de Detroit (Detroit Tigers) y que al momento de redactar la presente nota estaba empatada a 1 juego.

Ambos son grandes equipos y la moneda está en el aire, la pelota es redonda y cualquier cosa puede suceder.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com