Las personas de 6 meses o más deben ponerse la vacuna contra la influenza cada año. Después de recibir la vacuna, el cuerpo tarda unas dos semanas en producir anticuerpos que lo ayudan a protegerse contra los virus de la influenza. ¡La medida inicial para protegerse contra la influenza es recibir la vacuna.

Ahora que los niños regresan a la escuela, nos toca hacer muchas cosas típicas de esta época: ir a las conferencias con los maestros, a los eventos deportivos y a las actividades extracurriculares. Esta época del año también nos debe servir de recordatorio importante de que la temporada de influenza ya está por llegar. Al vacunarse anualmente usted y toda su familia, podrán ayudar a evitar enfermedades relacionadas con la influenza, así como tener que faltar al trabajo y la escuela.

La influenza (gripe) es una enfermedad respiratoria contagiosa que afecta la nariz, la garganta y los pulmones, y que puede causar complicaciones graves, requerir de hospitalización e incluso provocar la muerte. La neumonía y la bronquitis son ejemplos de complicaciones graves relacionadas con la influenza. La influenza también puede agravar ciertas afecciones, como la diabetes, el asma y las enfermedades cardiacas o pulmonares. Cualquier persona se puede enfermar de influenza y presentar graves complicaciones. Pero, aunque usted esté sano y se recupere rápido, es posible que otras personas cerca de usted no tengan tanta suerte. Vacunarse contra la influenza es la mejor manera de protegerse y proteger a su familia de esta enfermedad grave.

Todas las personas necesitan una vacuna contra la influenza: cada año

Los virus de la influenza cambian constantemente y cada temporada circulan diferentes virus que causan enfermedades. La vacuna contra la influenza anual se actualiza cada año para brindar protección contra los virus que las investigaciones indican que serán más comunes. Es por esta razón que todos necesitan vacunarse contra la influenza cada año.

Todas las personas de 6 meses de edad o más deben vacunarse anualmente contra la influenza. La vacunación es especialmente importante para las personas que tienen un alto riesgo de complicaciones por la influenza y para las personas que viven o cuidan de alguien que tenga un riesgo alto. Algunas de estas personas son:

• Mujeres embarazadas.

• Niños menores de 5 años, en especial si tienen menos de 2 años.

• Personas de 50 años de edad o más.

• Personas de cualquier edad con ciertas afecciones crónicas, como las respiratorias crónicas (por ejemplo, el asma), enfermedades cardiovasculares (excepto la hipertensión) o trastornos de riñones, hígado, neurológicos, hematológicos o metabólicos (como la diabetes mellitus).

• Personas inmunodeprimidas.

• Mujeres que están o estarán embarazadas durante la temporada de la influenza.

• Niños de 6 meses a 18 años que estén en tratamiento prolongado con aspirina.

• Personas con obesidad mórbida.

• Indoamericanos, nativos de Alaska.

• Personas que viven en asilos de ancianos y otras instituciones de cuidados prolongados.

• Personas que viven con quienes tienen alto riesgo de complicaciones por la influenza o que cuidan de ellos, incluidos los siguientes:

o Trabajadores del sector de la salud.

o Personas que viven con otras que tienen alto riesgo de complicaciones por la influenza.

o Personas que viven con niños menores de 6 meses (estos niños son muy pequeños para ser vacunados) y personas encargadas del cuidado de estos niños, pero que no viven con ellos.

Para una lista completa de todas las personas a las que se les recomienda la vacuna contra la influenza, así como aquellos a quienes no se les recomienda recibir la vacuna contra contra la influenza, visite Quiénes deben vacunarse contra la influenza.

Vacúnese en cada temporada de influenza

Usted debe vacunarse todos los años por dos razones. El primer motivo es que debido a que los virus de la influenza cambian constantemente, la vacuna contra la influenza generalmente se actualiza de una temporada a otra para brindar protección contra los virus de la influenza que las investigaciones indican que serán los más frecuentes durante la próxima temporada. La segunda razón es que la protección inmunitaria que ofrece la vacuna a la persona disminuye con el tiempo, por lo que la vacuna anual es necesaria para una protección óptima. Se recomienda la vacuna anual inclusive para quienes se vacunaron durante la temporada anterior de la influenza.

Un recordatorio para los padres

Muchos niños necesitan dos dosis de la vacuna contra la influenza esta temporada para estar bien protegidos. Los niños de 6 meses a 8 años de edad que se vacunan por primera vez necesitarán dos dosis. Algunos niños en este grupo de edad que han recibido la vacuna anteriormente también necesitarán dos dosis. El proveedor de atención médica de su hijo le puede decir si se recomiendan las dos dosis para su niño.

Opciones y seguridad de la vacuna

Hay varias opciones de la vacuna contra la influenza disponibles para la temporada de influenza 2013-2014. Esta temporada estarán disponibles vacunas creadas para proteger contra tres tipos de virus de la influenza (llamadas vacunas «trivalentes»), así como también las vacunas que protegen contra cuatro virus de la influenza (conocidas como vacunas «cuadrivalentes»).

• La vacuna contra 3 virus de la influenza, trivalente, brindará protección contra dos virus de la influenza A y un virus de la influenza B. Estarán disponibles las siguientes vacunas trivalentes contra la influenza:

o Una vacuna contra la influenza estándar aprobada para personas de 6 meses de edad o más.

o Una vacuna contra la influenza de alta dosis aprobada para las personas de 65 años o más.

o Una vacuna intradérmica contra la influenza aprobada para las personas entre 18 y 64 años de edad.

o Una vacuna contra la influenza que no contiene huevo para personas entre 18 y 49 años.

• La vacuna contra 4 virus de la influenza, cuadrivalente, brindará protección contra dos virus de la influenza A y dos virus de la influenza B. Estarán disponibles las siguientes vacunas cuadrivalentes contra la influenza:

o Una vacuna contra la influenza estándar aprobada para personas de 6 meses de edad o más.

o Una dosis estándar de la vacuna cuadrivalente contra la influenza, administrada con un atomizador nasal, aprobada para las personas sanas* no embarazadas de 2 a 49 años.

  • «Sanas» se refiere a personas que no padecen ninguna afección subyacente que las predisponga a complicaciones a causa de la influenza.

Los CDC no recomiendan una vacuna contra la influenza más que otra. Lo importante es ponerse una vacuna contra la influenza cada año. Consulte con su médico o personal de enfermería acerca de la mejor opción para usted.

La vacuna contra la influenza es segura. Por más de 50 años se ha aplicado la vacuna contra la influenza. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) vigilan cuidadosamente la seguridad de la vacuna. Por décadas se ha aplicado la vacuna contra la influenza en forma segura a cientos de millones de personas en este país.

La vacuna contra la influenza no le puede dar influenza. Los efectos secundarios más frecuentes por la inyección de la vacuna contra la influenza son dolor donde se administró la inyección y quizás un poco de fiebre o malestar. La vacuna contra la influenza en atomizador nasal puede causar congestión, moqueo, dolor de garganta o tos. Si llega a presentarlos, estos efectos secundarios serán generalmente leves y de poca duración.

Dónde vacunarse

La vacuna contra la influenza estará disponible en forma masiva y en una variedad de lugares convenientes. Visite a su médico o al personal de enfermería para recibir la vacuna contra la influenza o busque otros sitios donde se ofrezca, como farmacias, departamentos de salud, supermercados y muchos más. Use la herramienta de búsqueda (en inglés) para ubicar proveedores de la vacuna contra la influenza en su área.