Una venta de pasteles es una manera dulce de brindar apoyo a cualquier causa benéfica, ya sea para recaudar dinero para nuevos uniformes o donar a un refugio de animales local. Estas recomendaciones y recetas de los expertos de celebraciones de Wilton harán que las delicias de la venta de pasteles se destaquen entre los demás – es pan comido.

Poner al horno deliciosos pasteles es apenas el comienzo de una venta de pasteles exitosa, añada algunos detalles deslumbrantes. Los acabados que atraen la atención en una Venta de Pastelitos Cupcakes Listos para Servir, espirales de glaseado colorido cubierto con confites jumbo y decoraciones de mariposas, completos con envolturas vibrantes, aseguran su venta rápida.

  • Sirva dulces con un palito como los Kaleidoscope Cookie Pops y School Star Cereal Treat Pops. Los dulces favoritos son más divertidos y fáciles de comer cuando los clientes pueden simplemente tomarlos y disfrutarlos.
  • Ofrezca opciones de tamaño. Venda algunos cupcakes y minipancitos en porciones «individuales» y galletas en un pop. Tenga docenas disponibles, también.
  • Envuelva los dulces utilizando bolsitas y cintas, o empaque en cajas coloridas y fáciles de llevar, convirtiéndolos en el regalo perfecto que los clientes quieren quedarse para ellos.
  • Visite, www.wilton.com para más ideas y recetas de venta de pasteles, y para todos sus productos para hornear y decorar.

Visite, www.wilton.com para más ideas y recetas de venta de pasteles, y para todos sus productos para hornear y decorar.

2-3/4 tazas de harina

1 cucharadita de polvo de hornear

1 cucharadita de sal

1 taza (2 barras) mantequilla, suavizada

1-1/2 tazas azúcar granulada

1 huevo

1-1/2 cucharaditas de esencia de vainilla

1/2 cucharadita de esencia de vainilla

Cortador de galleta redondo

Glaseado de galletas de varios colores

Confites grandes u otras decoraciones favoritas variadas

Azúcar y confites

Palitos para dulces de galletas

Caramelo derretido Candy Melts (opcional)

Precaliente el horno a 350°F.

En un tazón pequeño, mezcle la harina, el polvo de hornear y la sal. En un tazón grande, bata la mantequilla y el azúcar con una batidora eléctrica hasta que la mezcla esté espumosa. Añada el huevo y las esencias; bata bien. No deje enfriar la masa. Divida la masa en 2 bolas. En una superficie enharinada, enrolle cada bola en un círculo de aproximadamente 1/2 pulgada de diámetro x 1/8 pulgada de grosor. Inserte el cortador de galleta en la harina antes de cada uso. Ponga a hornear las galletas en un molde de galletas sin enmantequillar de 8 a 11 minutos o hasta que las galletas estén ligeramente doradas. Deje enfriar las galletas por completo.

Decore y rellene la galleta con el glaseado de galleta. Añada un borde zigzag a algunas de las galletas. Si desea, trace círculos alternados de colores en la superficie de la galleta; inmediatamente hale el palito a través del glaseado desde el centro de la galleta hasta el borde exterior, sacando los colores hacia fuera. O adorne los confites y azúcar en la superficie de las galletas con glaseado. Deje que se sequen.

Peque los palitos en la parte trasera de las galletas con glaseado o caramelo derretido. Deje que se sequen.

Rinde unas 2 docenas de galletas.