SACRAMENTO.- El gobierno estatal de California anunció que ya ha destinado 381 millones de dólares para las escuelas más pobres del estado.

Con esto se busca mejorar la eficiencia eléctrica, lo que a su vez permitirá que gran parte del dinero que se gasta en energía podrá ser utilizado en mejora de la educación.


El dinero proviene de la Propuesta 39 del senador demócrata de Los Ángeles Kevin de León, aprobada en noviembre por los votantes, y que aumentó los impuestos a las corporaciones que ejercen actividad económica en el Estado Dorado pero no tienen en él su sede.


“Usado de manera inteligente, los distritos escolares más necesitadas podrán hacer un recorte importante en sus facturas de energía y dirigir más dinero a las necesidades del aula”, afirmó De León en un comunicado.


El distrito escolar más beneficiado es, de lejos, el de Los Ángeles con más de 26 millones asignados. Le siguen el Distrito Escolar Unificado de San Diego con un poco más de 5,2 millones de dólares y el de Long Beach con 3,8 millones.


La Propuesta 39, aprobada por el 61 % de los votantes el pasado 6 noviembre del 2012, obliga a las empresas cuya sede central está fuera de California a pagar más impuestos sobre las ventas que hagan dentro del estado, cerrando así lo que se denominó en su justificación, “un injusto vacío en los impuestos para el estado”.


De acuerdo con las proyecciones iniciales, la medida generará cerca de 1.000 millones de dólares adicionales en impuestos y ayudará a la creación de 40.000 empleos. Durante los primeros cinco años, la mitad del producido deberá ser invertido en proyectos de eficiencia en energía.
“Todos ganan con la renovación de la energía, los estudiantes, el medio ambiente y los trabajadores”, destacó De León.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com