Tucson (AZ).- Las autoridades de Inmigración rechazaron la petición de asilo de ocho miembros del grupo de jóvenes indocumentados conocidos como Dream30 y que se encuentran en un centro de detenciones en Texas desde hace tres semanas, informó un activista.

“Ellos podrían ser deportados en la próxima semana”, dijo a Efe Mohammed Abdolahi, representante de la Alianza Nacional de Jóvenes Inmigrantes (NIYA).

Abdolahi indicó que otros 17 jóvenes podrían ser puestos en libertad en las próximas horas, ya que su petición de iniciar un proceso de asilo político fué aceptada.

Debido a que ocho de sus compañeros podrían ser deportados, Abdohali dijo que este jueves llevaron a cabo un plantón dentro del centro de detenciones, por lo que se encuentran encerrados en sus celdas.

Los Dream30 son un grupo originalmente de 34 jóvenes indocumentados que, vistiendo sus ropas de graduación, cruzaron la frontera el pasado 30 de septiembre desde México a través de la garita de Laredo (Texas).

Horas después de su cruce, nueve miembros del grupo fueron puestos en libertad por Inmigración, especialmente aquellos con hijos, aunque deberán presentarse ante una corte para seguir con su proceso migratorio.

El grupo está buscando intensamente el apoyo de congresistas para que eviten la deportación de los jóvenes indocumentados.

“Creemos que el Gobierno federal está rechazando sus peticiones porque quieren enviar un mensaje para que otros no traten de hacer lo mismo en el futuro”, aseguró Abdolahi.

Explicó que las madres de dos de los jóvenes cuya petición fué negada fueron arrestadas este jueves en Washington, cuando acudieron a las oficinas del senador demócrata por Nueva Jersey Bob Menéndez para pedirle su apoyo.