Por una apuesta, para conmemorar un acontecimiento importante o simplemente por estética. Son diversas las razones que llevan a algunas personas a hacerse un tatuaje o un piercing, una decisión que los expertos recomiendan sopesar detenidamente ya que pueden entrañar riesgos.

Jamás intentes hacerte un piercing o un tatuaje a ti mismo ni pidas a un amigo que te lo haga, advierte la Academia Americana de Dermatología.

La moda va cambiando pero los tatuajes son para toda la vida, advierte Luis Pastor, jefe de la Unidad de Dermatología del Hospital Ruber Internacional de Madrid. El motivo por el que alguien se tatúa puede cambiar y plantearle problemas en el futuro como ocurre, por ejemplo, con quienes deciden grabar en su piel el nombre de su pareja.

Por ello, el doctor Pastor recomienda pensarlo bien antes de decidirse a hacerlo, ya que mas del 25% de las personas desean eliminar el tatuaje antes de que hayan pasado diez años.

ROJOS, AZULES Y VERDES

Pero si la decisión ya esta tomada, el dermatólogo aconseja elegir un local que cumpla con todos los certificados de sanidad, exigir que abran el precinto de la aguja o del piercing donde podamos verlo y en un medio estéril, que el local este limpio y que el profesional utilice guantes estériles.

En este sentido, la Academia Americana de Dermatología recomienda a los mas jóvenes que pidan consejo al dermatólogo a la hora de elegir un sitio seguro donde tatuarse o hacerse un piercing.

Jamás intentes hacerte un piercing o un tatuaje a ti mismo ni pidas a un amigo que te lo haga. Ya es suficientemente arriesgado si lo hace un experto y, por lo tanto, resulta mucho mas peligroso si lo realiza alguien que no sabe como hacerlo de una manera segura, advierte esta institución.

“Uno de los contratiempos mas habituales de los tatuajes es que la localización, el tamaño o el resultado no coincidan con lo que se demandaba”, comenta el doctor Pastor.

Asimismo, el especialista señala que la aparición de eccemas debido a la tinta del tatuaje resulta frecuente. A veces surgen tras la exposición del tatuaje al sol, sobre todo los de color rojo, precisa.

Asimismo, José Carlos Moreno, presidente de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), indica que algunos pigmentos, especialmente los rojos, azules y verdes, pueden contener metales que lleven a la producción de alergias por contacto.

Son casos de difícil solución, ya que es complicado eliminar estos pigmentos de la piel, expresa.

En el caso de los piercing, aumenta la frecuencia de alergia a los metales y, por lo tanto, a la bisutería y a las joyas, señala el doctor Pastor.

EL PROBLEMA DE LA LENGUA

Sin embargo, lo mas importante son las infecciones sistémicas. Así, el facultativo subraya que se han detectado casos en los que se han transmitido enfermedades como la hepatitis B o C, sida, lepra, tuberculosis, neumonía o sepsis. También se han producido reacciones de sensibilización tardías en forma de granulomas o sarcoidosisî, precisa.

Los granulomas son bultos pequeños, mientras que la sarcoidosis es una enfermedad de origen desconocido que se caracteriza por la presencia de granulomas en los Órganos afectados.

“Igualmente, pueden formarse coloides o cicatrices rojas, muy abultadas que pueden llegar a ser dolorosas y que resultan antiestéticas”, comenta el especialista, quien también destaca que los queloides son frecuentes en los lóbulos y en las conchas de las orejas.

Además, en el caso concreto de los piercing en los labios y en la lengua, pueden romperse los dientes, añade.

La lengua es una de las áreas mas peligrosas a la hora de hacerse un piercing. De hecho, según indica el doctor Pastor, “las zonas mas problemáticas para ubicar tatuajes o piercing son aquellas de peor acceso, como la lengua o los genitales, y las de piel mas fina, como las caras internas de brazos o muslos y la cara anterior del cuello”.

Por su parte, los tatuajes en la zona lumbar pueden impedir la aplicación de anestesia epidural durante el parto, ya que muchos anestesistas se niegan a inyectarla por el riesgo que puede suponer que se introduzcan partículas de pigmento hacia la medula espinal.

Purificación León

EFE-REPORTAJES