SAN DIEGO.- Un hombre que pasó de contrabando, de México a Estados Unidos, a dos mujeres y las obligaban a trabajar como prostitutas en los campos del Condado de San Diego, quedándose con las ganancia, fue condenado a pasar más de 21 años en una prisión federal.

Adrián Zitlalpopoca-Hernández, de 35 años de edad, fue condenado en enero de 2010 de varios cargos, incluido albergar a extranjeros con fines de prostitución .

El Juez de Distrito Rogelio Benítez le dictó 262 meses de sentencia al acusado, aún cuando Zitlalpopoca acudió al tribunal solicitando revisión del caso.

El juez Benítez dijo al acusado que el testimonio sobre el tratamiento de las víctimas reflejó una de “las conductas más malvadas que jamás había oído hablar “.

La Fiscal de Estados Unidos para el Sur de California, Laura Duffy, expresó su gratitud de que el juez haya fijado esta sentencia , reconoció la “depravación especial” de la conducta del acusado .

“Es nuestra sincera esperanza de que esta acusación sea una advertencia severa a los traficantes de personas que sus acciones serán procesados y severamente castigados’’ , dijo Duffy .

El caso surgió de una investigación conjunta de Inmigración y Aduanas y los agentes de la oficina del sheriff del condado de San Diego, quienes recibieron datos anónimos acerca de presuntas actividades de trata de personas en Vista.

La investigación reveló que la prostitución forzada a las dos mujeres se llevaron a cabo en residencias de Vista y que Zitlalpopoca las llevaba regularmente a campos aislados en la zona donde iba a emplearlas como prostitutas y apropiarse de las ganancias.

En el juicio, las mujeres dijeron que ambas fueron engañadas por el hombre en México, quien las ‘enamoró’ y las presentó, en eventos separadas, como “su esposa”, luego las obligaría a prostituirse con violencia y amenazas, se las traería a este país.

Ambas dieron testimonio, asimismo, de numerosas agresiones por parte del sujeto y amenazas de violencia si intentaban irse o se negaban a entregarle el dinero en efectivo, que les daban hombres como pago por alquiler de sus cuerpos.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com