SAN DIEGO.- En medio de la incertidumbre que ha provocado el retraso en la eventual votación de una iniciativa de reforma migratoria, el reciente anuncio del congresista Darrell Issa de que en breve presentará una propuesta legislativa (la HR15) que, de aprobarse, “proporcionaría estatus legal por seis años a inmigrantes indocumentados en Estados Unidos”, un grupo de activistas de la región lo llamaron a que impulse “un camino hacia la ciudadanía”.

Sobre ello, el dirigente de Ángeles de la Frontera, Enrique Morones, dijo que esta organización tiene una postura clara: “ningún migrante demanda ciudadanía como parte de la reforma, y lo que quiere es ser documentado”.

Contando con la asistencia de líderes religiosos de San Diego, los llamados ‘dreamers’ (soñadores) y otros miembros de la Comunidad de lanzamiento de una nueva encuesta se afirma que “los votantes quieren soluciones reales para la Reforma de Inmigración”.

Los líderes piden a congresista Issa representar verdaderamente a sus representados y que se convierta en co patrocinador del proyecto de Ley de Inmigración, tal como lo han anunciado recientemente los congresistas republicanos Jeff Denham (California) e Ileana Ross-Lehtinen (Florida).

El viernes 1 de noviembre, en la ciudad de Vista, líderes de la Unión de PICO, California, del Proyecto Organizador de San Diego, aunado a representantes religiosos y empresariales atendieron a un nuevo estudio difundido por la organización La Voz de América.

La misma muestra un apoyo abrumador en el distrito 49, representado por Issa hacia una reforma migratoria con camino a la ciudadanía, se indicó.

Se anticipó asimismo en un comunicado de prensa en el que se anuncia el nuevo reporte que “pese a los 9 meses de campaña popular en el Distrito 49 (del congresista Darrell Issa), éste se ha negado a dialogar con los líderes locales”.

Además de publicar los nuevos datos, los oradores hicieron entrega a miembros de la oficina del legislador republicano de más de 3,000 tarjetas-compromiso, demandando a Issa “hacer su trabajo y crear un verdadero camino viable hacia la ciudadanía para los 11 millones de estadounidenses que aspiran a ser beneficiados por una eventual reforma migratoria, este año o principios del próximo.

No obstante, entrevistado sobre el particular, Enrique Morones, director de la organización de apoyo a los derechos humanos de los inmigrantes, Angeles de la Frontera, respondió que “no queremos una reforma militarizada como propone el Congreso; si queremos un acta de sueños, empleos y que se avance con los inmigrantes que están en proceso de documentación, para lo que califican 4 millones de migrantes”.

En cambio, “la que nos ofrece el Congreso califican a 5 millones (de inmigrantes) y debido a duplicación del muro y la migra…matará 300 migrantes más en su intento de cruce cada año, ¡y eso no se vale!”, afirmó Morones.

Y en oposición a lo que plantean otros grupos, precisó: “ningún migrante demanda ciudadanía como parte de la reforma, lo que si desean es ser documentados; lo importante es tener los papeles que acrediten la legal estancia en el país…después los dos partidos pueden mostrar quien merece nuestro voto”.

La Casa Blanca han indicado que varios informes independientes calculan que la aprobación de esta reforma permitiría elevar el crecimiento económico en 1.4 billones de dólares y reducir el déficit en 850.000 millones de dólares en las próximas dos décadas.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com