Ok… ya sabemos la importancia de la imagen… y de una buena impresión…

La piel de la cara es nuestra carta de presentación para demostrar una imagen saludable. Una piel cuidada nos otorgará una sensación de bienestar y una imagen impecable.

En mi búsqueda de herramientas de belleza que SI funcionan, y después de 3 semanas de usarla, les cuento que siento que la avena en realidad si es muy buena para embellecer la piel del rostro!

Esta mascarilla es obviamente muy económica y nunca se vence o se pone agria porque la haces al momento…. cosa que no pasa con las mascarillas que te compras en las tiendas.

Estos son los ingredientes para esta versión de mascarilla:

  • Hojuelas de avena tradicional (old fashioned)
  • Miel de abejas
  • Un poco de leche (como Cleopatra!)

Mézclalo todo hasta que quede una pasta pegajosa que mantenga las hojuelas juntas para que puedas aplicarla cómodamente en tu rostro, usando tus manos.

Usa una bata o ropa que no te importe si se ensucia, porque de seguro pasará jejejjee… pero tranquila, lo lavas luego ¡y listo!

Colócala en tu rostro y descansa unos 15 minutos sin moverte, para que las hojuelas no se caigan.

Antes de removerla, aprovecha y exfolia la piel con movimientos circulares y comienza a lavar la cara con agua fresca. Después que lo hagas tu piel ¡quedará radiante! Y si lo haces una vez x semana, cada vez quedará mejor, como porcelana.

Yo sé que es un poco difícil mantener una rutina de tantas cosas: belleza, alimentación, ejercicios, trabajo, arreglo de casa, hijos o familiares… pero por favor no te estreses… poco a poco establece tu rutina, alterna las mascarillas, haz diferentes ejercicios, enfócate en tus metas semanalmente…. y por nada del mundo pierdas la sonrisa ni la etiqueta… ¡eso te ayudará a recibir lo mismo de vuelta!

Te deseo un día con tiempo para ti, recuerda que tu también mereces cuidarte, quererte, instruirte… ¡ser bella y educada!

Hasta mañana amiga linda. Bye-Bye…