Los bolsos suelen ser la adicción de muchas mujeres, sin embargo, cuando te conviertes en madre, la situación cambia –necesitas hacer espacio para los biberones, juguetes, cambios de ropa y uno que otro snack para ti y tus niños… todo sin perder el estilo ¡Vaya trabajo!

Al escoger una cartera, es importante que no sólo tomes en cuenta tu presupuesto, también para que vas a usarla, dónde y cómo vas a combinarla, además del clima. Aunque suene extraño, la mayoría no sabemos lo delicado que puede ser un bolso hasta que lo exponemos a la lluvia o nieve extrema. Toma en cuenta estos tips y ¡encuentra tu cartera ideal para la temporada!

MENOS ES MÁS

Cuando tu niño ya es más grande o estés haciendo diligencias por tu cuenta, una cartera pequeña pero espaciosa será la elección correcta. Opta por aquellos estilos “mensajeros” que te darán la libertad de cargar las compras, abrir el paraguas y tomarte el cafecito matutino sin problema. Puntos adicionales si es inspirada en uno de los diseños más “in” del año. ¿Nuestra apuesta? Petite Midtown, de JustFab.

TEXTURAS CLÁSICAS

A veces, un simple acabado te permite sentir el lujo. Cuando escoges texturas acolchadas, con tachuelas o telas suaves, tienes la posibilidad de actualizar cualquier “Winter look” sin sacrificar tu cheque quincenal. Asegúrate de buscar materiales resistentes que sigan luciendo al máximo a pesar de las frígidas temperaturas. ¿Nuestra apuesta? Equity, de JustFab.

JET-SETTING

¿Pasas buena parte de las celebraciones decembrinas viajando? Te entendemos. No es sencillo viajar con niños –¡requieres una lista interminable de cosas que no caben en tu cartera! Prepárate buscando un bolso lo suficientemente grande para llevar mantas, juguetes y monedero, pero sin lucir aburrido o pasado de moda como un equipaje de mano. En cuanto a colores, prefiere los neutros que van con cualquier outfit. ¿Nuestra apuesta? The Pantheon, de JustFab.

CON CLASE

Contrario a lo que decenas piensan, es posible utilizar el mismo bolso sin importar que vayas a la oficina en la mañana, al parque en la tarde o a una cena especial en la noche. La clave es conseguir formas, texturas, tamaños y colores que sean versátiles, además de ser fuertes para sobrevivir a la lluvia o nieve típica de la temporada. Te recomendamos un clásico “satchel” mediano con asas –perfecto para llevar los detallitos que cada madre necesita. ¿Nuestra apuesta? Arrival, de JustFab.