WASHINGTON.- Menos de 27.000 personas se inscribieron en un mes en los nuevos mercados de seguros médicos previstos en la reforma sanitaria a través de la web del Gobierno, que ha registrado graves problemas desde su lanzamiento el 1 de octubre, según informó el Departamento de Salud.

El total de inscritos entre el 1 de octubre y el 2 de noviembre fue de 26.794 en los 36 estados vinculados a la web del Gobierno federal, mientras que en el resto de estados, que gestionan sus propios mercados, la cifra fue de 79.931.

Las cifras ofrecidas están muy por debajo de las estimaciones del Gobierno, que había calculado en un principio que unas 500.000 personas comprarían los nuevos seguros en el primer mes de los seis en los que estarán abiertos estos mercados.

La atención pública se ha concentrado en los problemas de lanzamiento de la reforma sanitaria, pero las organizaciones hispanas enfatizaron que siguen informando y ayudando en la inscripción en los nuevos seguros médicos.

“La comunidad latina tiene uno de los porcentajes más altos de personas sin seguro de salud”, dijo en una teleconferencia de prensa Alejandra Gepp, directora del Instituto para la Salud en el Consejo Nacional de La Raza (NCLR).

“Hay más de 15 millones de latinos sin seguro de salud, más de 2 millones de ellos son niños”, añadió Gepp, quien enfatizó que la participación de los hispanos “es crucial para el éxito de ACA”, la sigla en inglés de la reforma sanitaria.

El portal del Gobierno federal que presenta los “mercados de salud” en 36 estados que eligieron no establecer el suyo propio abrió el pasado 1 de octubre y ha tenido graves problemas de diseño y de operación.

“El portal tiene dificultades que merecen ser examinadas”, continuó Gepp. “Sabemos que el lanzamiento no ha sido lo que se esperaba, pero sabemos también que el Gobierno trabaja duro para resolver los problemas”.

Gepp y Steven López, analista de política sanitaria en NCLR, indicaron que las organizaciones sin fines de lucro juegan un papel crucial en este esfuerzo.

“La comunidad ya se ha beneficiado con la reforma” promulgada por el presidente Barack Obama en 2010, dijo Gepp. “Alrededor de un millón de hispanos con edades entre 19 y 26 años tienen cobertura médica con sus padres”.

López explicó quienes son elegibles para buscar la inscripción en los seguros privados, incluidos los inmigrantes que son residentes legales en Estados Unidos.

Gepp indicó que para los inmigrantes indocumentados, que no tienen derecho a ampararse en la Ley ACA, siguen los servicios de clínicas comunitarias y que muchos trabajadores obtienen el seguro por medio de su empleador.

“Los indocumentados no califican para los beneficios de la ley, pero siguen vigentes las mismas facilidades que había antes”, dijo.

En el estado de Florida, según María Pinzón, directora del Consejo de Servicios Hispanos en Tampa, el Gobierno otorgó la semana pasada la licencia para que su organización ofreciera los servicios de “navegadores”, asistentes que dan la información al público.

“Nuestro propósito es aumentar el acceso y las oportunidades para que los latinos alcancen la meta de nuestra organización: que los latinos sean educados, saludables, prósperos y miembros partícipes de la comunidad”, agregó.

Sandra Cruz, coordinadora regional de Southern Clinics y Centros de Salud en la Comunidad Sea Mar, del estado de Washington, indicó que su organización cuenta con más de 30 localidades con servicios médicos y dentales.

“No hay suficientes materiales en español y hemos tenido que traducir muchos de ellos para nuestros clientes”, dijo Cruz. “Los beneficios están disponibles para nuestra comunidad, pero debemos intensificar los esfuerzos”.

EFE

Ellatinoonline.com