Muchos analistas pensaron que los directivos de Porsche estaban locos cuando decidieron entrar en el desarrollo de un SUV de tamaño medio conocido como el Cayenne. Resulta que fue una gran decisión para las ventas de Porsche.

La próxima primavera, Porsche comenzará próxima a vender el Macan, un SUV compacto que probablemente cambie el volumen de ventas de Porsche en los Estados Unidos.

Se prevé que el mercado de los SUV premium pequeños vaya a crecer a partir de un estimado de 204.472 unidades este año a 289.202 unidades en 2015. Muchos de propietarios de SUV más grandes se pasarán a los modelos de lujo pequeños.

Además de Porsche, Lincoln, Lexus y Cadillac se están uniendo a la carrera por comercializar SUV compactos de lujo. Acura, BMW y Audi actualmente dominan el segmento.

Las ventas del Cayenne en Estados Unidos alcanzaron un récord de 15.545 unidades en 2012, lo que ayuda a Porsche a un volumen récord global de 35.043 unidades el año pasado. La marca, que forma parte del Grupo Volkswagen, ya ha superado la cifra de ventas del 2012 con dos meses por delante en el 2013.

El Macan se construirá con una inversión de $ 675 millones en la fábrica de Porsche Leipzig Alemania, en una línea de montaje creada para construir 50.000 unidades al año .

Se prevé ventas por un total de 10.185 unidades en 2014 y 16.438 en 2015 del Macan en Estados Unidos.