SAN DIEGO.- Invadidos por el espíritu pre navideño, cientos de hombres y mujeres sin hogar recibieron ropa y comida por parte del programa institucional San Diego Homeless Connect-Downtown.

El Salón Dorado del Concourse Room en el corazón de la ciudad fue “el albergue provisional” para cientos de indigentes y familias en necesidad durante un día (el miércoles 11 de diciembre).

Karrie, una mujer de 34 años de edad y madre de un niño 9 y una niña de 7 años de edad, quien pertenece la Misión de Rescate de San Diego, recibió exámenes dentales gratuitos para ella y sus hijos y otros servicios en el octavo Proyecto San Diego Homeless Connect-Downtown (Proyecto Conecte).

“Me conecta a los recursos que yo ni siquiera sabía que existían”, expresó complacida Karrie, de 34 años, en referencia al Proyecto Homeless Conect-Downtown (Proyecto de Conexión a Personas sin Hogar).

Personas de todas las edades se midieron diferentes prendas, probaron alimentos y varios de ellos alcanzaron cobijas y artículos donados por organizaciones privadas y personas de buena voluntad, otros más se hicieron corte de pelo o recibieron atención médica gratuitos.

Cabe hacer mención que el programa contó con la asistencia de alrededor de 600 voluntarios, en un evento organizado San Diego Housing Commission, SDHC (Comisión de Vivienda de San Diego).

De acuerdo a un reporte final de San Diego Homeless Connect-Downtown en conjunto se ayudó a “854 personas sin hogar, residentes de San Diego, quienes recibieron ropa, comida y una variedad de servicios tales como vacunas contra la gripe, exámenes dentales y orientación sobre la forma de adquirir una vivienda”.

Ahí estuvo el alcalde interino Todd Gloria quien recorrió varios puestos y charló con algunos asistentes a los que se les proporcionó productos críticos.

Este es el 8vo. Proyecto Homeless Connect, promovido por SDHC y sel alcalde Gloria observó que el año pasado el mismo tuvo lugar el 30 de enero, contando con la asistencia de más de 1,100 personas sin hogar, incluyendo 92 familias con niños.

Entre los voluntarios, que ayudaron a los asistentes a encontrar las medidas de ropa requeridas o sirvieron alimentos, también se destacó la asistencia del jefe de la policía local, William Lansdowne, así como los regidores Marty Emerald, Myrtle Cole y Lorie Zapf.

Más de la mitad de los que el año pasado recibieron asistencia tenían una condición médica pre existente, y 17 por ciento fueron veteranos, de acuerdo con el alcalde Gloria.

María Velásquez, de la Comisión de Vivienda de San Diego calificó el evento como exitoso, al igual que el alcalde Gloria.

El contraste: de las buenas intenciones a la realidad

La realidad en las calles del propio centro y la periferia San Diego sigue siendo muy diferente y no refleja para nada lo que son es un día de buenas intenciones, que sólo alcanza a una parte mínima de las personas sin hogar.

Un reciente recuento difundido a mediados de abril de este año encontró que 8,900 personas sin hogar residen y duermen bajo puentes, en vialidades, en vehículos (los que lo tienen) y en albergues.

Aunque para el Grupo de Trabajo Regional sobre las Personas sin Hogar la Comisión de Vivienda de San Diego ello representa una reducción del 7.7 por ciento en comparación con el año pasado, la cifra de personas sin hogar en todo del condado sigue siendo 4.5 por ciento mayor de lo que fue en 2010.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com