Tal vez para decenas de expertos en moda, esa “costumbre” de combinar el bolso con los calzados quedó atrás. Sin embargo, podemos decir que es una tendencia que puede llegar a verse elegante y actual si lo haces de la manera correcta. ¿Cómo combinarlos? Muy sencillo – todo está en los detalles. Así que presta atención y ¡disfruta de un invierno muy chic!

Negro y dorado: un clásico

Decántate por eso pequeños elementos que le dan vida a tus accesorios. Por ejemplo, las plaquitas de metal (oro, en este caso) vienen con fuerza para el invierno y comienzos de la primavera. Es un estilo que le brinda fuerza a tu outfit sin caer en el extremo. Nuestro tip: asegúrate de que sólo sean en lugares claves como en bordes, hebillas o suelas.

Cartera Crosstown y botas Patten, de JustFab.com.

Entre texturas y colores

Hasta en los días más ocupados, donde eres mamá a tiempo completo, puedes estar a la moda sin sacrificar la comodidad. Busca zapatos “todoterreno” como unos wedge sneakers de cuero o gamuza y añade el toque original con una cartera en la misma gama de tonos. La clave es combinar texturas o encontrar materiales parecidos cuidado siempre de no llegar a lo “matchy-matchy”.

Cartera Resource y tenis Kris, de JustFab.com.

Limítate a un tono

La moda también tiene sus reglas. Toma en cuenta el lugar o evento a dónde vas a asistir –para el trabajo u oficina, es válido combinar dos tonos en zapatos o carteras, pero mantén el resto simple: escoge un color y utilízalo bien sea en la cartera o en el calzado. Jamás en ambos. ¡Lo que menos quieres es distraer a tus colegas! Nuestro tip: prefiere los colores neutrales como marrón, negro, beige y blanco.

Cartera Producer y tacones Aida, de JustFab.com.