La American Academy of Pediatrics publicó estos Propósitos de Año Nuevo en el 2010. Además de ser excelentes metas para mantenerse sano durante el año que viene, son una buena manera de hablar español con los niños. ¡Ayudar a nuestros niños a aprender español es otro gran propósito!

Estos propósitos de Año Nuevo en español se enfocan en la salud y en la seguridad. Están ordenados por grupo de edad: para los niños en edad preescolar, para los niños de 5 a 12 años, y para los niños mayores a 12 años. Los propósitos tratan rutinas y costumbres diarias, así que muchos usan vocabulario común. Aunque el documento usa la palabra resolución, si quieres puedes usar la palabra propósito cuando hables con tus hijos ya que también es común.

Primero lean los propósitos juntos. Después, intenten una de las actividades. Después vuelvan a los propósitos y a las actividades otro día. La repetición y el estar expuestos al español con el paso del tiempo ayuda a efectivizar el aprendizaje de los niños.

Hacer clic aquí para obtener el PDF original imprimible de la American Academy of Pediatrics.

Los propósitos – Niños en edad preescolar

  • Limpiaré mis juguetes y los pondré donde deben estar.
  • Me cepillaré los dientes dos veces al día, y me lavaré las manos después de ir al baño y antes de comer.
  • No molestaré a perros ni a otros animales de compañía—incluso a los que se muestren amistosos. Evitaré ser mordido al mantener mis dedos y mi cara lejos de su boca.

Hablar de los propósitos con niños en edad preescolar

  • Interpretar juntos los propósitos, representándolos con actuaciones. Repetir la frase clave (limpio mis juguetes) mientras actúan. Para el tercer propósito pueden usar un perro de peluche o de juguete, o la imagen de un perro, y guardar las manos detrás de la espalda.
  • Corear los verbos mientras representan las acciones: limpio, guardo, me cepillo, me lavo, no molesto.
  • Buscar dibujos para colorear o imágenes prediseñadas (clipart) que retraten cada acción. Los niños emparejan el propósito con la imagen cuando tú dices el propósito.
  • Hacer juntos dibujos que retraten los propósitos. Pueden colgarlos en la pared y al recoger los juguetes, cepillarse los dientes o lavarse las manos puedes recordarle a tu hijo que eso fue un propósito.
  • Aprender una canción que vaya con el propósito. Ésta es una excelente opción para recoger los juguetes o lavar las manos

Los propósitos – Niños de 5 a 12 años de edad

  • Beberé leche con 2% de grasa, y agua, tres veces al día, y limitaré los refrescos y las bebidas de frutas a una vez cada día.
  • Me aplicaré protector solar antes de salir al aire libre en días soleados. Trataré de permanecer en la sombra siempre que sea posible, y usaré un sombrero o una gorra y gafas de sol, en especial cuando esté jugando deportes.
  • Trataré de encontrar un deporte (como básquetbol o fútbol soccer) o una actividad (como jugar a la roña, saltar la cuerda, bailar o andar en bicicleta) que me guste, ¡y lo haré al menos tres veces por semana!
  • Siempre usaré un casco cuando ande en bicicleta.
  • Siempre usaré mi asiento de seguridad cada vez que vaya en un automóvil. Me sentaré en el asiento trasero, y usaré un asiento elevador hasta que sea lo suficientemente alto como para usar un cinturón de seguridad de regazo y hombro.
  • Seré amable con otros niños. Seré amable con niños que necesiten amigos—como alguien que sea tímido, o que sea nuevo en mi escuela.
  • Nunca daré por Internet información personal, como mi nombre, domicilio, el nombre de mi escuela o mi número de teléfono. Asimismo, nunca enviaré sin el permiso de mis padres una fotografía mía a alguien con quien charle en la computadora.

Hablar de los propósitos con niños de 5 a 12 años de edad

Este es un amplio rango de edades y las habilidades de español de los niños pueden variar mucho. Escoge y adapta las actividades para que sean apropiadas para tu familia. Si tus hijos leen en español, los propósitos pueden ser buena práctica de lectura.

  • Hablar de por qué los propósitos son importantes y cuales serían las consecuencias de comportamientos opuestos.
  • Hablar de cuales actividades tus hijos ya hacen, y con qué frecuencia.
  • Preguntarles a los niños cual o cuales (que escojan uno o dos) de los 7 propósitos creen que es el más importante para ellos.
  • Sugerirle a tu hijo que dibuje uno o más de los propósitos, si es que le gusta dibujar, o que haga un poster para colgar en la pared como recordatorio.
  • Jugar memoria usando cartas que tengan el propósito en una carta y una imagen en la otra. Puedes obtener el juego imprimible gratuito aquí: Cartas de Memoria de los Propósitos de Año Nuevo en español
  • Buscar juntos información en español sobre por qué uno de los propósitos es importante. Por ejemplo, ¿Por qué es importante tomar leche? ¿Cuál es el riesgo de compartir información personal en internet?

El Año Nuevo es una oportunidad para que todos en la familia se comprometan a estar más sanos. Estos propósitos también son un maravilloso punto de partida para otra meta – la de hablar español con nuestros hijos y ayudarles a aprender el idioma.

Jennifer escribe en su blog Spanish Playground