Incluso las personas más mañaneras pueden despertarse a veces sintiéndose grogui y cansadas. Y si sus hijos se despiertan igual, las mañanas pueden ser difíciles. Sin embargo, hay cosas que puede hacer — desde hacer ejercicio a horas óptimas, a comer un desayuno lleno de proteína, a planear metas diarias — que marcarán la diferencia.

Los siguientes consejos ayudarán a su familia a tener más energía por las mañanas.

Despiértese y haga ejercicio: ¿Empieza su mañana con una dosis sana de ejercicio? La hora a la que empieza su ejercicio es más importante de lo que piensa. Los estudios demuestran que los que hacen ejercicio antes de desayunar queman aproximadamente un 20 por ciento más de calorías que los que lo hacen después del desayuno.

Acelere su metabolismo: Una sesión de levantamiento de pesas de 20 minutos puede ayudar con la circulación y ayudar a quemar más calorías durante el día. Por supuesto, si está ocupada con los niños por la mañana, puede acelerar su metabolismo añadiendo más proteína al desayuno mientras lo mantiene bajo en calorías y en carbohidratos.

Haga tiempo para el desayuno: Nunca se salte el desayuno — no solamente agotará su energía pero también puede tener un impacto negativo en su salud. De hecho, en un estudio reciente revela que las personas que no desayunan tienen un 27 por ciento más de riesgo de tener un infarto de corazón. También, el mismo estudio muestra que las personas que toman el desayuno tienden a comer más sano. Esto es especialmente importante para los niños. Ayúdeles a establecer un hábito sano comiendo el desayuno temprano. Si el tiempo es un problema, haga del desayuno una prioridad (y hágalo conveniente) llenando su despensa con opciones rápidas, sanas y bajas en grasa, tales como el cereal Vi Crunch, que provee 12 gramos de proteína y 5 gramos de fibra. Para más información, visite www.ViCrunch.com.

Cree una lista de tareas: Piense en su día entero como una serie de metas pequeñas y escríbalas por la mañana o la noche anterior. Tache las tareas al completarlas. No solamente reducirá su estrés teniendo una mejor idea de lo que tiene que hacer durante el día, sino que también se sentirá más productiva al ir completando la lista.

Mezcle sus mañanas: Saque la licuadora del armario y llénela de alimentos sanos. Los batidos y licuados son una manera rápida de obtener todos los nutrientes esenciales para empezar su día. También, son fáciles de servir y de llevar— ponga una pajita y bébalo mientras camina. Pida ayuda a sus hijos y deje que se diviertan preparando sus propias sabrosas creaciones con fruta fresca como piña, plátano y arándanos. Mejore los batidos con aditivos nutritivos como las semillas de chía, crema de cacahuate natural o Vi Crunch Fusions, que viene en dos sabores deliciosos, Chocolate Macadamia Granola y Tri-Berry Puffs. Son un topping crujiente para las comidas favoritas del desayuno, especialmente para los comedores jóvenes y exigentes.

Haga una pausa: Antes de salir de la casa, tómese un minuto para respirar. Siéntase bien habiendo desayunado y hecho ejercicio. Y no se olvide su lista de tareas. Nunca se sabe lo que le traerá el nuevo día.