México.- Más de 332.000 indocumentados mexicanos fueron deportados por Estados Unidos de forma “segura, humana y ordenada” en 2013, entre ellos casi 16.900 menores, reveló esta semana el Instituto Nacional de Migración (INM) de México.

“De enero a diciembre de 2013 el instituto recibió a 332.614 mexicanos deportados, a través de los nueve puntos de repatriación ubicados en los estados de Baja California, Chihuahua, Coahuila y Sonora”, agregó el INM, que depende de la Secretaría de Gobernación (Interior).

Entre los deportados hubo 16.853 son menores, el 5 % del total, de los cuales “2.834 se encontraban con algún familiar o tutor y el resto, 14.019, fueron recibidos por el INM en calidad de ‘no acompañados’”.

De todos los menores de 18 años, 14.530 eran mujeres (86 %) y 2.323, de sexo masculino (14 %).

“En todos estos casos los Oficiales de Protección a la Infancia (OPI’s) brindaron asistencia inmediata en salud, alimento, vestido y alojamiento de los menores, privilegiando en todo momento el principio del interés superior del niño”, agregó el INM.

El organismo destacó que “la cifra de menores repatriados refleja una tendencia a la baja en los últimos años”, ya que en 2008 fue de 34.083 casos y en 2012, de 17.129.

Las autoridades mexicanas colaboraron en brindar “información, asistencia legal, alojamiento, alimentación, auxilio médico y apoyo de transporte a los mexicanos repatriados”, indicó la nota oficial.

Cada año, México es país de tránsito para decenas de miles de indocumentados procedentes principalmente de Centro y Sudamérica, a quienes se suman miles de mexicanos, que intentan llegar a Estados Unidos en busca de mejores condiciones de vida.

Los cruces de los inmigrantes no mexicanos se realizan en la mayoría de los casos por tierra y en condiciones de alto riesgo, una situación que activistas como el padre Alejandro Solalinde han considerado un auténtico “holocausto”.

EFE

Ellatinoonline.com