Las ventanas pueden dar nueva vida a un hogar, ya que dejan entrar aire fresco, llenan las habitaciones de luz natural y ofrecen hermosas vistas. Vienen en diversas formas, tamaños y materiales. Para seleccionar las ventanas correctas, hay que tener en cuenta: el tipo de ventana, el material, el estilo, el clima y el presupuesto.

Tipo

Una ventana empotrada es perfecta cuando los marcos y las paredes de la casa están en buenas condiciones, pero no así la ventana en guillotina. Instalar otra ventana es una buena elección para proyectos que requieren cambios considerables.

Material

Los materiales más comunes para fabricar ventanas son el vinilo, la madera, el aluminio y la madera revestida. La elección depende de los factores que considere más importantes.

• Vinilo: un material PVC fuerte que se utiliza por su durabilidad, su utilización eficiente de la energía y su resistencia. Este material no se desgasta, descascara ni se pudre.

• Madera: la madera se obtiene de los árboles y tiene una serie de características como la veta, el color y el contenido de savia. El revestimiento es una capa resistente de metal que cubre la madera, ofrece protección extra, beneficios de bajo mantenimiento y no requiere pintura exterior. Compre ventanas como las ventanas de madera revestida JELD-WEN® W-2500, que combinan la belleza de la madera real con una alta tecnología en utilización eficiente de la energía. Las ventanas de madera, puertas para patios, puertas exteriores, marcos de puertas y marcos decorativos de hechos con madera sólida de pino AuraLast cuentan con protección contra las termitas, la saturación de agua y la putrefacción de la madera.

• Aluminio: un material ligero y fuerte como alternativa más económica que la madera. Es un material resistente a la corrosión y a la mayoría de los climas.

Estilo

Ya sea con marquesina, con forma de mirador, de guillotina, fijas, de jardín, batientes u oscilobatientes, las ventanas vienen de formas, tamaños y unidades combinables.

Presupuesto

En cuanto al presupuesto, es importante considerar el valor a largo plazo por encima del precio de compra inicial. La utilización eficiente de la energía y una garantía extendida pueden permitirle ahorrar gastos de mantenimiento y reemplazo. Otro factor clave es el valor de reventa: es fundamental contar con ventanas eficaces y atractivas.

Consideraciones climáticas

Los diferentes climas (húmedo, cálido, con tormentas, con alta concentración salina, etc.) requieren diferentes materiales y tipos de vidrio. Consulte a un contratista confiable o vendedor de ventanas de su área para seleccionar los productos más convenientes. Es posible que le recomienden materiales para un clima costero, madera resistente a la putrefacción u otro de los siguientes materiales u opciones:

• Climas costeros y húmedos: las ventanas de madera con un tratamiento especial o de vinilo ofrecen buena protección contra la humedad. Dado que estas condiciones pueden exigir más mantenimiento, como pintar regularmente y hacer retoques, son una buena opción las ventanas que requieren menos reparaciones y no necesitan que se las vuelva a pintar, como las de vinilo y las de marera revestida.

• Utilización eficiente de la energía: el aumento de propietarios que buscan maneras de ahorrar energía y dinero con proyectos de construcción y remodelación hace crecer la demanda de ventanas que utilicen eficientemente la energía. La ventana W-2500 de JELD-WEN, www.jeld-wen.com, satisface los criterios de ENERGY STAR® en las cuatro zonas climáticas de los Estados Unidos y viene con la garantía de empresa líder de la industria contra la putrefacción de la madera. Deben cumplirse muchos requisitos para que un producto reciba la designación de ENERGY STAR. Se otorga en las zonas climáticas del Norte, el Norte Central y el Sur Central con el paquete de vidrio estándar Low-E270 con argón, y en la zona del Sur, cuando se utilizan rejillas de ventilación. Si no se utilizan rejillas de ventilación, se cumple con los criterios de ENERGY STAR para la zona Sur con Low-E366 y argón.

• Exposición intensa al sol: más que el tipo de material, lo principal es el vidrio y la ubicación de la ventana. La clase correcta de vidrio puede proteger contra la exposición a los rayos UV y evitar que los muebles del interior resulten afectados. Elija el vidrio aislante Low-E, que reduce la cantidad de calor que entra a la casa y las necesidades de refrigeración. También bloquea hasta el 85% de los rayos nocivos UV que causa el deterioro de los materiales en el interior. Compruebe que exhiba la etiqueta de ENERGY STAR adecuada para su región. Preste atención a las etiquetas de las ventanas y fíjese en el coeficiente de ganancia calorífica solar, que indica la capacidad para bloquear el calor generado por la luz del sol. Cuanto mayor sea la protección, menor será el coeficiente de ganancia calorífica solar. El valor U también es importante, e indica la cantidad de calor que fluye a través de un producto. Cuanto menor sea el número, mayor será la utilización eficiente de la energía. También hay que tener en cuenta las cornisas apropiadas y la ubicación de las ventanas. Al construir una casa en una región con mucho sol, las ventanas de mayor tamaño deben colocarse hacia el norte.

• Tormentas fuertes y huracanes: en zonas de huracanes, busque ventanas diseñadas de acuerdo con los códigos de construcción locales. Estas ventanas son resistentes a los impactos de desechos arrastrados por el viento y se mantienen intactas durante las tormentas.

De acuerdo con la ubicación, las ventanas nuevas le permitirán ahorrar gastos año tras año. Y también pueden aumentar el valor de su casa. Lo más importante es que las ventanas nuevas contribuyen a mejorar el aspecto de su casa con una fachada atractiva, lo que es imprescindible a la hora de vender.

No arroje el dinero por la ventana

Las ventanas tienen un gran impacto sobre sus facturas de energía. Por ello, es muy importante usar la energía de la manera más eficiente.

Según el Organismo de Protección del Medio Ambiente (EPA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, cambiar las viejas ventanas por otras certificadas por ENERGY STAR puede disminuir las facturas entre un 7% y un 15%. Disminuir el consumo de energía también reduce las emisiones de gas que causan calentamiento global de las centrales energéticas y reduce la huella de carbono de la casa. Con la variedad de miles de ventanas y puertas certificadas por ENERGY STAR, JELD-WEN mejora la comodidad y uso eficiente de la energía de su casa con estilo y durabilidad.

ENERGY STAR divide a los Estados Unidos en cuatro zonas climáticas, cada una con su propio conjunto de requerimientos energéticos. El uso eficiente de la energía en ventanas y puertas se observa mediante dos mediciones importantes:

• Valor U: el valor U mide el aislamiento e indica cuánto calor o frío se transmite a través de la ventana o puerta. Cuanto menor sea el valor U, mayor será el uso eficiente de energía.

• Coeficiente de ganancia calorífica solar: mide la capacidad de una ventana para bloquear el calor del sol. Cuanto más calor solar bloquee, menor será el coeficiente de ganancia calorífica solar. En lugares con alto uso del aire acondicionado, ENERGY STAR requiere un coeficiente bajo. En donde suele utilizarse la calefacción, debe elegirse un coeficiente de ganancia calorífica solar más alto para que puedan penetrar los rayos del sol en los fríos días de invierno.

En el Norte, los requerimientos de valor U y del coeficiente de ganancia calorífica solar apuntan a reducir la necesidad de calefacción. En el Sur, suelen tener por objetivo reducir la necesidad de aire acondicionado. Las capas especiales de vidrio controlan el calor solar que ingresa y el aire climatizado que escapa.

Para exhibir la etiqueta ENERGY STAR, las ventanas deben cumplir rigurosos niveles de rendimiento energético. Los productos calificados también deben contar con la certificación de un tercero mediante pruebas en laboratorios reconocidos.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com