Cuando hablamos del concepto instrucción, en el proceso de enseñanza-aprendizaje que se desarrolla en el aula, estamos hablando, de forma específica, de la transmisión de conocimientos por parte del profesor y de la adquisición de esos conocimientos por parte del alumno.

Por medio de la instrucción, en clases, el maestro va formando y desarrollando habilidades, destrezas y hábitos en el alumno.

La educación centra su atención en las realizaciones del estudiante, es decir en lo que éste puede ir haciendo con sus conocimientos y capacidades, para interiorizar los contenidos de la lección o el capítulo que está trabajando con el maestro en el aula.

La instrucción, en cambio, es el aprendizaje de aquellos conocimientos que nos son facilitados para cumplir determinada función, en tanto que lo más importante en el objetivo de la educación es que el alumno razone sobre lo que se expone en clase, lo cual refuerza su aprecio por el estudio y por la instrucción, además de escuchar al educando a su debido tiempo. Educar es el camino que nos hace libres.

Cuando nos referimos al alcance del concepto educación, estamos hablando de la forma en que podemos lograr éxitos en el desarrollo de los sentimientos, convicciones, voluntad y el carácter del alumno, estamos hablando de que el profesor debe concentrar su atención en la formación de la personalidad del estudiante.

Cuando el niño lee, escribe, hace sus tareas, ese es un aspecto de la instrucción que está llevando a cabo por mandato del maestro y que éste lo realiza de forma individual o dentro del grupo.

La educación de por sí es un proceso que evoluciona constantemente y que en muchas ocasiones modifica la conducta del individuo a través de experiencias y conocimientos que se van adquiriendo de distintas maneras y medios.

El objetivo de la educación es desarrollar todas las capacidades del ser humano teniendo en cuenta que cada uno es un ser individual y además, concientizarlo para que logre percibir que es dueños de sus ideas y de sus conductas, por lo tanto de su vida.

Podemos resumir que la educación se ocupa de los sentimientos, convicciones, rasgos de la voluntad y carácter del alumno y su función consiste en impulsar y desarrollar la actuación social del ser humano.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com