SAN DIEGO.- Autoridades de San Diego iniciaron una campaña estatal en contra del fenómeno creciente de tráfico humano.

Esto vino acompañado al anuncio del gobierno local de que últimado un motel donde se habían dado casos de prostitución de mujeres, a que tome medidas de seguridad y evite que dichas prácticas sigan ocurriendo.

Mientras el alcalde interino Todd Gloria advirtió que este negocio ilegal es un problema creciente que representa ganancias de hasta $32 mil millones anuales a una industria altamente rentable, que esclaviza a sus víctimas en la prostitución.

“Esta es una industria que se encuentra rivalizando con el narcotráfico y la venta ilegal de brazos”, dijo.

Paralelamente, la Comisión de Relaciones Humanas del gobierno de la ciudad de San Diego dió a conocer el inicio de “un esfuerzo para concientizar al público sobre este problema social”.

Se dóo a conocer que conforme a la Ley del Senado de California 1193, que entró en abril del año pasado y obliga a que determinados negocios como bares y salones de masaje den aviso a la autoridad en el que incluyen sus números de teléfonos, que permita advertir sobre una eventual trata de personas.

Se estima que unas 700 empresas se encuentran englobadas en esta ley estatal.

Bonnie Dumanis, Procuradora de Distrito del Condado de San Diego, advirtió que la cifra de casos de tráfico humano en el condado de San Diego se ha triplicado en los últimos cuatro años…Es un flagelo en aumento”. “Una de las mayores tendencias que estamos viendo es la participación de las pandillas”, dijo Dumanis, hablando en una competencia en la sede de la policía de San Diego.

“Cada vez más, estos grupos”, agregó la Fiscal de Distrito, “están participando en mayor medida en la trata de personas con jugosas ganancias producto de esta operación. Incluso hemos visto que bandas rivales cooperan para hacer dinero y reemplazan otras actividades ilícitas como el narcotráfico ‘’.

“Esta campaña y ( los esfuerzos de los organismos de aplicación de la ley ) ayudarán a obtener el apoyo de las víctimas el que se requiere y dará lugar a la persecución de los particulares que cometen estos crímenes , ‘’ dijo.

De acuerdo con cifras del gobierno de la ciudad de San Diego “las niñas y las mujeres representan aproximadamente el 55 por ciento del grupo de trabajos forzados y 98 por ciento del contingente de esclavos sexuales”.

Por otra parte, se dió a conocer que los propietarios del motel Travelodge Joint Venture y WW Alojamiento Ltd. Acordaron aumentar las medidas de seguridad para frustar las actividades relacionadas con la prostitución en dicha compañía.

Conforme al abogado de la ciudad Jan Goldsmith la empresa tuvo que pagar al gobierno local más de $18,000 dlls. por gastos de investigación y comprometerse a incrementar sus medidas de seguridad para evitar que vuelva a ocurrir.

“El turismo es una de las más grandes industrias de San Diego , los huéspedes de nuestra ciudad deben sentirse seguros y protegidos durante su estancia”, sostuvo.

Además de cámaras de seguridad, en el sitio se han colocado letreros para disuadir a criminales sobre las nuevas políticas que se están aplicando, en las que se incluye mejora en el registro de los clientes, con fotocopias de sus tarjetas de crédito, identificaciones y registro de vehículos

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com