SAN DIEGO.- La Madre Antonia, una mujer que dejó la comodidad que le ofrecía su lujosa residencia en Beverly Hills para ir a socorrer y llevar su amor a los presos de la Penitenciaría del Estado en Tijuana, destaca entre quienes recibirán el reconocimiento Postmortem de (Border Angels) Angeles de la Frontera.

El almuerzo de reconocimiento “Micaela Saucedo Award’, una mujer que fundó la Casa del Refugio de Tijuana desde la que apoyó a cientos de migrantes y recientemente fallecida, se encuentra programado para efectuarse el viernes 14 de febrero, de 11:30 a 1;30 am., en la flamante librería de Logan Heights, localizada en el 567 South, 28 Street, en la comunidad de Barrio Logan.

Durante el evento identificado con las expresiones bíblicas de Fe, Esperanza y Caridad, además de la Madre Antonia se destacará la obra de la ex juez retirada Irma E. González y Gilberto Bosques.

Irma E. González, por su parte, fue nominada y aprobada por el Congreso para servir en la Corte de Distrito de Estados Unidos para el sur de California, el 12 de agosto de 1992. Con esto se convirtió en la primer Latina de ascendencia mexicana en ser promovida a una posición de magistrada dentro del gobierno federal estadounidense.

En esta encomienda, sirvió como Juez de la Corte de Distrito de enero del 2005 a enero del 2012.

González también fungió como juez de la de la Corte Superior del Condado de San Diego, donde había cumplido desempeñado esta importante responsabilidad, de 1991 a 1992, y ya desde el periodo 1984-1990 había fungido como Juez-Magistrada de Estados Unidos, para el Sur de California.

Gilberto Bosques es conocido como “el Schindler Mexicano” por haber apoyado el asilo de la comunidad judía durante la segunda guerra mundial.

González destacó también como revolucionario, educador y ministro mexicano y su legado se encuentra contenido en las páginas de la rica historia del país azteca.

Angeles de la Frontera ha definido la expresión de Fe, para Gilberto Bosques, Irma González (Inspiración Nacional) como Esperanza y Caridad, en la persona de la Madre Antonia.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com