Los trabajadores hay veces ni nos damos cuenta que en el trabajo fuimos víctimas de un acoso ilegal. Me contaba una señora muy consternada que un día miércoles de ceniza llegó al trabajo para su turno de la noche y el patrón le dijo unas cuantas palabras como burla por su ceniza marcada en la frente. Al día siguiente su patrón la avergonzó de nuevo diciéndole cosas que atacaban a su fé católica. A ella le dió mucho coraje y sentimiento. En frente de todos, se le soltaron las lágrima. No volvió a tomar ceniza el próximo año. Ni tampoco lo ha vuelto a hacer. Sin saberlo, ella fué víctima de una forma ilegal de acoso en el trabajo. El acoso en el trabajo es muy prohibido. ¿Usted ha sido víctima de burlas o chistes por su fe religiosa, su raza, edad, sexo, discapacidad, estado matrimonial, u orientación sexual? Las leyes son muy claras. La discriminación es ilegal y mas cuando por causa de ello pierde usted oportunidades para aumentos salariales o promociones en el trabajo.

La Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC, por su sigla en inglés) es la agencia a cargo de hacer cumplir las leyes contra la discriminación laboral a nivel federal. Cualquier persona que ha sido víctima de discriminación puede presentar una denuncia ante esta agencia. Los patrones tienen la responsabilidad de prevenir el acoso en los lugares de trabajo. Si usted es patrón puede visitar la misma pagina de Internet de EEOC para informarse mas sobre el tema. Ahí mismo víctimas pueden quejarse. El formulario de denuncia está en español. Visite la pagina- www.eeoc.gov para obtener mas información o someter su denuncia.