SAN DIEGO.- La prepotencia y la falta de respeto a portar el uniforme policiaco característico de grandes ciudades como Los Angeles y Chicago, empieza a ser presa también de corporaciones como la de San Diego.

Primero, el caso de Tony Arévalos, quien ha pedido una ‘revisión’ al mismo, fue el primer aviso de hasta dónde se ha llegado en indebidas prácticas por los oficiales.

Ahora es el del oficial Christopher Hays, acusado de tocar a mujeres, con fines sexuales, sin su consentimiento.

Se dio a conocer que el oficial Hays, un veterano con cuatro años en el Departamento de Policía de San Diego, se entregó por su voluntad el domingo 9 de febrero, en una subestación de la oficina del Sheriff localizada en Rancho Bernardo Road.

Se indicó en este sentido que el acuerdo se llevó a cabo entre la Oficina de la Procuraduría de Distrito del Condado de San Diego y el departamento de policía local.

El agente Christopher, es un exsoldado, con 30 años de edad, casado y padre de dos hijos, y fue arrestado y acusado de dos cargos mayores (felonías) y tres menores, que se resumen en acusaciones de incurrir en impropias conductas sexuales en perjuicio de mujeres.

En caso de ser consignado, el oficial policiaco encararía una pena de 7 años de cárcel.

“Si los alegatos son probados, esta es razón más que suficiente para que el agente Christopher Hays sea despedido”, advirtió el jefe de Policía de San Diego, William Lansdowne.

En el otro extremo, no menos controversial respecto a la conducta de los policías, se encuentra el reciente arresto de un bombero de Chula Vista por un agente de la Patrulla de Caminos.

Acerca del incidente, el jefe de Bomberos de Chula Vista, Dave Haneman, señaló que respecto al caso ocurrido el 4 de febrero, en una emergencia, el Departamento es responsable por la seguridad y cuidado de las víctimas que resulten lesionadas y su tripulación”.

“Nuestra meta”, continuó, Haneman, “es asegurar que las víctimas sean llevadas tan pronto como sea posible, y en este caso se trató de un accidente por volcadura en la autopista interestal 805, y estoy orgulloso de cómo el ingeniero Jacob Gregoire y el personal a su cargo, administraron esta situación”.

No obstante, el oficial de la Patrulla de Caminos señaló que actuó en cumplimiento a la ley, pues el vehículo de bomberos estaba afectando al tráfico vehicular, y el grupo de bomberos se resistió a obedecer la orden de mover la unidad.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com