SAN DIEGO.- Datos advertidos por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y divulgados por SANDAG se confirmaron con el trascendido de que la heroína es comercializada utilizando diversas vías pero más recientemente las redes sociales del Internet.

Este fué el caso ocurrido en agosto del 2012 al joven Brian Krebs, un ex reportero del Washington Post –con residencia en Virginia- y quien se hizo pasar como un adicto a esa droga (heroinómano).

Por medios cibernéticos miembros de la mafia rusa contactaron a Krebs, que sin saberlo, encontraría una cantidad importante de droga en el buzón de su casa, enviado por ellos.

Si no ha sido por la oportuna asistencia de una investigadora de la Universidad de California San Diego (UCSD), que ‘se metió’ a la conexión virtual del grupo delictivo y la estrategia planteada en el mercado negro de la droga, pudo ayudar a limpiar su nombre.

Desde el segundo semestre del año pasado ya se había advertido por parte de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), en un estudio que fué retomado y publicado en septiembre del 2013 por la Asociación de Gobiernos de San Diego (SANDAG), en el sentido de que de nueva cuenta ha comenzado a crecer el consumo de la heroína como ocurrió en décadas pasadas.

La investigación alerta que “el consumo de heroína ha crecido en popularidad en el condado de San Diego, que históricamente ha tenido tasas relativamente bajas de este abuso de sustancias en comparación con otras partes de la nación” .

Rebasada por ‘el cristal’

Durante un período de diez años , entre 2002 y 2012 , el porcentaje de hombres adultos fichado en la cárcel que dió positivo por opiáceos ( heroína, morfina, hidrocodona, la hidromorfona y la codeína) saltó de un 5 por ciento a 10 por ciento, según la investigación.

Cabe destacar que en la década comprendida entre el 1990 y 2000 creció en forma alarmante en San Diego el consumo de la metanfetamina o ‘cristal’, por la facilidad que representa su fabricación, solamente utilizando antigripales como la efedrina y la seudo efedrina y que podrían fabricarse hasta en un baño de una casa.

Recientes investigaciones tanto policíacas como de laboratorio, han confirmado que medicamentos como los analgésicos identificados en las décadas de los 60s, 70s, y 80s como “la puerta barata” de entrada al mercado negro de drogas y consideradas entonces de fabricación más ‘fina’ que otras drogas, como sería el caso de la heroína serían desplazadas recientemente con el surgimiento de la metanfetamina o “el cristal”.

Demanda en aumento

De hecho, las indagaciones indican que en los últimos años, ambas drogas han tenido altibajos con períodos alternados, junto a las bandas delincuenciales que las procesan y comercializan, en su disputa por conquistar el mercado negro de la droga en Estados Unidos y particularmente en San Diego.

El incidente más dramático y que ejemplifica lo señalado fué el ocurrido el 16 de junio de este año, cuando el estudiante mexicano Cruz Marcelino Velázquez, de 16 años de edad, perdió la vida al ingerir de una botella, un líquido concentrado (del cual se sabría era metanfetamina), buscando ‘engañar’ a un agente de inmigración en la garita de San Ysidro.

De acuerdo con la Encuesta Nacional 2012 sobre Uso de Drogas y la Salud, y difundido por el Condado de San Diego en conferencia de prensa indica que “alrededor de 14,8 millones de estadounidenses de 12 años o más reportaron haber usado metanfetamina por lo menos una vez durante su vida, y 133, 000 personas que aceptan su adicción a la droga respondieron haber consumido metanfetamina por primera vez en 2012”.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com