Muchos trabajadores piensan que su vida en facebook no tiene nada que ver con su vida en el trabajo. ¡Pero francamente, se equivocan!

En numerosas encuestas con jefes de industria, lo que demuestra la información obtenida es que la mayoría de patrones hoy en día hacen una búsqueda en los medios sociales para darse una idea del carácter de sus empleados.

Imagínese usted tan trabajadora, honesta y confiable, y repentinamente su patrón le demuestre duda, menos confianza o disgusto por algo que miro en su facebook. Muchos trabajadores piensan que lo que suben a facebook u otros medios sociales solo será visto por sus amistades, pero mucha información esta al alcance del patrón.

Como representante laboral he abogado por muchos trabajadores que se encontraron en situaciones difíciles que afectaron su vida en el trabajo por causa de una foto o un comentario que pusieron en facebook.

Un acto común por parte de los trabajadores es aceptar a su patrón o supervisor como amigo en facebook.

Supongamos que usted llama enfermo al trabajo pero mas tarde sube una foto a facebook donde claramente esta tomándose unos rayos de sol en la playa- que piensa usted que va hacer su patrón al ver esa foto?

Una trabajadora escribió en su facebook lo que ocurría ese día en su trabajo y el patrón la acuso de no guardar la confianza de los clientes porque en facebook estaba dando, como decimos los mexicanos,- santo y seña de los clientes que entraban al lugar de trabajo. Hasta critico en facebook lo lento que fue la empresa en distribuir pavos en la temporada de navidad.

Por estos y otros comentarios negativos, el patrón la despidió, diciéndole que sufría de falta de lealtad a la empresa.

Hasta hoy las decisiones adjudicadas en casos como estos de despedidas varían. Pero para no arriesgar nuestro trabajo hay que tener conciencia de lo que ponemos en facebook.

La red es permanente, una vez que envías una foto o subes un comentario, ya no lo puedes deshacer.

La historieta de tu vida en el mundo cibernético es prácticamente imborrable.

Sara Gurling es activista humanitaria laboral pro-justicia.

Presidenta de la organización humanitaria Ángeles de La Frontera.

Ha laborado como representante de trabajadores por diecisiete años. Fue vise-presidenta del Concilio Laboral del Condado de Orange y es maestra de estudios laborales en San Diego City College.