LOS ANGELES.- La fiscal general de California, Kamala Harris, y un grupo de legisladores estatales presentaron una propuesta tendiente a combatir la ausencia crónica de estudiantes a las clases, relacionada con el desempleo, las pandillas y la delincuencia.


Un estudio dado a conocer en septiembre del año anterior por la Fiscalía General de California, aseguró que la ausencia habitual a las clases se debe prevenir desde la escuela elemental para reducir el problema, que se vuelve crítico para los estudiantes de preparatoria.


“Cuando los niños desde kindergarten hasta el sexto grado faltan a la escuela o se atrasan, muchos nunca pueden volver a ponerse al día”, enfatizó Harris durante la rueda de prensa en la que se anunció el nuevo paquete legislativo.


Entre las medidas anunciadas, figuran leyes que requieren que la Oficina del Fiscal General reporte anualmente sobre las ausencias en las escuelas elementales y ayude a identificar los distritos escolares que tienen programas para reducir efectivamente el índice de faltas a clase.
Otra medida busca actualizar el sistema de registro de información estudiantil del Departamento de Educación del estado para que incluya la información sobre ausencias.


Otros proyectos de ley anunciados requieren que cada condado establezca una Junta de Revisión de Asistencia Escolar y anualmente se presente un informe sobre el número de estudiantes atendidos y el mejoramiento en los índices de asistencia.
Según el informe de la fiscalía, de los más de 691.000 estudiantes de las escuelas elementales públicas de California,

Uno de cada cinco fueron reportados como ausentes frecuentes, por faltar al menos en tres ocasiones a la escuela, o llegar más de 30 minutos tarde, en el año sin excusa válida, en el período escolar 2011-2012.
El reporte encontró que el 38 % de los estudiantes ausentes frecuentes del estado eran estudiantes de elemental y que en el período 2012-13, el 29,6 % del total de estudiantes faltó a la escuela sin excusa, durante tres o más veces en el año.


Así, más de 982.000 estudiantes de elemental faltaron más de tres veces a sus clases durante el año académico pasado y aproximadamente 83.000 dejaron de asistir durante el 10 % o más en ese período, sin presentar una excusa justificada.


El asambleísta demócrata Chris Holden, de San Bernardino -condado con más del 49 % de población hispana-, resaltó que, “si (los alumnos) no están en el salón de clases, hay ciertamente una mayor propensión a que se encuentran alineados con personas que no son nada bueno para ellos”.


Las ausencias a clases han sido relacionadas en varias investigaciones con el desempleo, las pandillas y la delincuencia y cuestan billones de dólares al sistema educativo, especialmente en subsidios federales que se pierden.
“Hay una relación directa entre educación pública y seguridad pública”, destacó la fiscal Kamala Harris.

A la rueda de prensa a la que también asistieron el superintendente de Instrucción Pública del Estado, Tom Torlakson; el senador Bill Monning y los asambleístas Raúl Bocanegra, Rob Bonta, Joan Buchanan, Isadore Hall y Chris Holden.(EFE-USA).

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com