SAN DIEGO.- En forma preocupante ha crecido el número de llamadas telefónicas efectuadas por personas que padecen de sus facultades mentales y/o que mencionan supuesto intento de suicidio.

De acuerdo con un estudio recién liberado por la Asociación de Gobiernos de San Diego (SANDAG), se presentaron un promedio de 69 casos al día y un total de 25, 216 durante el año pasado.

Se indica que los resultados del estudio surgieron a principios del 2014, en las respuestas ofrecidas a un cuestionario elaborado por SANDAG y contestada, conforme a su experiencia, por varios departamentos de policía locales.

Esta encuesta fue respondida por 11 agencias policiacas locales, entre los que se encuentran las de San Diego, Chula Vista, Oceanside y el Departamento del Sheriff del Condado de San Diego.

La pregunta a las agencias encargadas de aplicar la ley fue “si sus departamentos habían visto los recientes aumentos en el número de llamadas por servicio (Calls for Services, CFS) para un tema relacionado con la salud mental, en particular intento de suicidios” .

“Este esfuerzo se inició basándose en la información disponible a nivel regional en el sentido de la demanda de este tipo de recursos superó al de años anteriores”.

Otro dato significativo, de acuerdo con el reporte de SANDAG, es que cuando se analizan los cinco años del estudio ( del 2008 a 2013 ), particularmente los departamentos de San Diego, Chula Vista, Oceanside y el Sheriff del Condado de San Diego, es notable el aumento en el número de estas llamadas.

Se indicó que del 88% de las llamadas de CFS o relacionadas con salud mental, depresión e intentos de sucidio en el año 2013 ), el incremento en el tiempo es digno de mención, con 22.315 CFS en el año pasado, en comparación con 14.442 en 2008; lo que significó un incremento del 55 %).

“Aunque las razones exactas de este aumento son difíciles de determinar , los posibles factores incluyen los limitados recursos del Estado y la expectativa de que las agencias y los oficiales responden a las llamadas de crisis vinculadas con la salud mental”, considera SANDAG.

Otro factor, conforme a la organización que reúne en su seno a las 18 principales ciudades del condado, sería la existencia de instalaciones, como Independent Living Facilities (Instalaciones para la Vida Independiente) en donde se encuentran personas (especialmente adultos mayores) con problemas de salud mental, pero que son sitios que carecen de licencia y certificación y son administrados por el Departamento de Salud del estado de California.

Asimismo, “condiciones económicas que generan ‘estrés’ (tensión emocional) y la liberación de los delincuentes no violentos de los centros de detención, los cuales pueden tener problemas de salud mental”, es otra de las causas citadas por la asociación de gobiernos.

Y concluye que “debido a los riesgos de seguridad pública, costo y tiempo, condiciones a considerar al dar respuesta a este tipo de llamadas, está claro que estrategias regionales integrales son esenciales para conservar nuestras comunidades seguras y saludables”.

Sin embargo, ajenos al estudio y difundidos por agencias de seguridad pública en el país advierten que “las enfermedades mentales están desviando recursos a seguridad pública al requerir oficiales que tienen que permanecer en hospitales y centros de atención a personas que padecen de sus facultades mentales”.

El estudio también revela que “las enfermedades mentales están desviando cada vez más recursos a la seguridad pública al requerir oficiales para el cuidado de personas en los hospitales.

Para mayor información sobre el tema, SANDAG recomienda consultar las páginas de web: www.pertsandiego.org y www.up2sd.org

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com