El muralista y artista de grafiti artístico Isaías Crow, residente de San Diego, dice sentir una gran responsabilidad por compartir su arte con el mundo, a través de sus murales, colecciones, pláticas y talleres.

Su alcance e imaginación no tienen límites, ha viajado y dejado su huella por muchas puntos de los Estados Unidos y del mundo, incluyendo Albuquerque, Nuevo México; Trenton, Nueva Jersey; Bronx, Nueva York; Paris, Francia; Londres, Inglaterra, Guadalajara, México; Rosarito, Baja California y Teguciagalpa, Honduras.

En San Diego también tiene murales en San Ysidro, Barrio Logan, Pacific Beach, Hillcrest, Encinitas y Chula Vista entre otros rincones.

Crow recientemente emprendió un viaje de tres semanas a Costa Rica en el cual trabajó con jóvenes y niños amantes de la pintura y donde plasmó sus reconocidos diseños en murales públicos. En este su segundo viaje a Costa Rica el artista fue invitado en conexión con el Festival Internacional de las Artes por la Embajada de Estados Unidos en Costa Rica, Arte Por la Paz, el Ministerio de Justicia y Paz y la Asesoría Nacional de Arte MSC.

“Siento esta gran responsabilidad de compartir mi arte con todo el mundo porque cada pieza que diseño y todo lo que hago por medio de mi arte lo llevo a cabo con la intención de encender vibraciones positivas y alegría en aquellos que lo experimentan”, expresó Crow.

Durante su estancia en Costa Rica el artista visitó el Centro Penal Juvenil Zurqui en la provincia de Heredia, la cárcel para mujeres El Buen Pastor también en San José y el Colegio de Pacuare en Limón; en cada lugar llevó a cabo cuatro talleres y junto con sus estudiantes creó un mural de gran escala. También ofreció talleres para artistas y educadores de Centro América con el objetivo de que reproduzcan esos talleres en sus comunidades.

Aparte de aprender técnicas del grafiti, Crow comentó que sus estudiantes aprenden cómo usar la expresión artística como un tipo de terapia, pues él utiliza el arte como una herramienta para difundir la paz interior y exterior, algo que las instituciones que lo invitaron a Costa Rica están promoviendo.

“En mis talleres las personas aprenden como calmar el ego, trabajar en equipo, tranquilizarse y también como usar el grafiti responsablemente, así que trabajar con grupos y personas en Costa Rica con ideas similares es una bendición para mí”, añadió.

Un representante de la Embajada de Estados Unidos en Costa Rica mostró su agradecimiento el 3 de abril hacia el artista por medio de Facebook, dijo que los jóvenes del Colegio Pacuare fueron impactados por los talleres que les impartió.

“Los profesores del colegio mencionaron que el mural ha hecho que los estudiantes se sientan orgullosos de sus habilidades artísticas y además aprecian más las instalaciones del colegio”, dijo este representante.

Para aprender más sobre el trabajo de Crow, estar al tanto de sus exhibiciones y clases visitar www.isaiascrow.com.

Ernesto López

Ellatinoonline.com