SAN DIEGO .- “¡Ya esto insostenible!”, clamó desesperada una mujer afroamericana en una reunión en la que un grupo de jefes de familia se reunieron para encontrar un búsqueda a la presión que sobre ellos ejercen las bancos frente a las ejecuciones bancarias que aún persisten.

Durante una reunión denominada “Community Foreclosure Strategists” efectuada el sábado 5 de abril en la nueva biblioteca de Logan Heights, Gloria Tyler-Mallery, encaró a una asistente gubernamental.

“¡Ya basta, nos traen dando vueltas y esto no refleja más que burocracia y corrupción a todos los niveles”, dijo la activista.

A ello, Perry Storey, directora de comunicaciones de la oficina de la Concejal por el 4to. Distrito, Myrtle Cole, respondió que este un asunto ajeno a su competencia, pero haría llegar su sentir a la regidora municipal.

Por su parte Jonhatan Taylor de National Association for Equal Justice of America (Asociación Nacional por la Justicia e Igualdad, NAEJA), consideró que las quejas expresadas por consumidores impactados por las ejecuciones bancarias “son muy legítimas y comprensibles”.

Conviene recordar que agrupaciones que luchan en contra de prácticas puestas en marcha por bancos frente a acuerdos hipotecarios con sus clientes, han proliferado en los últimos años, desde que brotó la burbuja del 2006.

Ismael Rodríguez, quien encabeza esta lucha por ser una de las víctimas de vendedores de bienes raíces a los que califica de “falto de escrúpulos” y ética profesional, sostiene que esta lucha comunitaria la continuarán “hasta que se nos haga justicia”.

Las discusiones de la reunión se centraron alrededor “de la definición de los próximos pasos a seguir en la lucha contra las hipotecas bancarias y vendedores fraudulentos de bienes raíces”.

Lo que consideraron como “recientes victorias significativas por los derechos civiles, son una motivación para continuar adelante”, afirmó Rodríguez, quien reside en la comunidad de Logan Heights.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com