Por los pasados 15 años John Hunter y Laura Celina Hunter, de Escondido, han unido a personas de diferentes intereses políticos y estilos de vida para juntos ayudar a salvar vidas.

Con permiso del Gobierno Federal durante los meses calurosos, su organización sin fines de lucro llamada Water Station se encarga de instalar contenedores con galones de agua potable en los desiertos fronterizos del Valle Imperial para evitar muertes por deshidratación en personas que se crucen por el desierto.

“Llevamos a cabo estos esfuerzos año tras año sólo para ser buenos prójimos, la idea es salvarle la vida a personas que se encuentran en un aprieto”, dijo Laura, al aclarar que este servicio humanitario no se trata de respaldar la inmigración ilegal.

“No estamos quebrando la ley y no es de cuestión de inmigración ilegal sino de vida y muerte. A nadie animamos de que pasen de esta manera, porque puede ser fatal”, añadió.

El 29 de marzo lanzaron la temporada 2014

En la primera jornada de este año de Water Station dejaron, en diferentes áreas, un total de 140 contenedores y cercas de mil galones de agua. Cada depósito consiste en una bandera naranja y azul rey alzada a veinte pies de altura, para que sea visible desde largas distancias, y un tanque con seis galones de agua.

John, Laura y un grupo de voluntarios regresarán a los depósitos cada otro fin de semana hasta finales de octubre para reponer el agua. Los permisos que les otorga el gobierno son de abril a octubre.

“Me gustaría ver el día cuando se ubiquen más de diez mil depósitos de agua”, comentó John.

Laura señalo que Water Station atrae a diversas personas, “nos acompañan ateos, republicanos, demócratas, liberales, personas gay, estudiantes, profesores y padres de familia con sus hijos. No hay controversia porque nuestra meta es detener estas muertes”.

“Nuestros voluntarios son unas maravillas de seres humanos”.

Falta de fondos

La organización depende de donaciones para cubrir sus gastos y éstas han bajado después de que la economía cayó en receso en el 2008, y desde tiempo atrás.

En las primeras temporadas, del 2000 al 2002, colocaban hasta 400 depósitos de agua, ahora instalan menos de 200.

John explicó que tendrían que entrar cerca de cuarenta mil dólares anualmente a Water Station para cubrir todos los gastos: la gasolina, seguros de vehículos, los permisos para hacer el trabajo, las banderas y el agua, entre otros gastos.

“He tenido que usar de mi propio dinero para cubrir los gastos”, comentó John,.

“Pero haremos este trabajo hasta que sea necesario”.

Frances Beope, una consejera en Imperial Valley College, quién desde el 2004 apoya a la organización, dijo que también ella ha tenido que comprar agua de su propio bolsillo pero lo hace sabiendo que ayudará a salvar vidas.

“Si no tenemos los fondos para comprar el agua de una manera u otra la conseguimos… nuestros esfuerzos no tienen límites”.

Las muertes

La organización estadounidense American Civil Liberties Union y la Comisión de los Derechos Humanos de México recientemente difundieron un reporte que señala que más de cinco mil personas han muerto en la frontera en los pasados 15 años.

Según John, las muertes se han reducido en el área del Valle Imperial de más de 30 anualmente a entre cinco y diez en los en los pasados años.

“En los meses más calurosos, de junio a agosto, es cuando suceden la mayoría de las muertes”, explicó.

No son populares

La tarea que Water Station realiza no es sencilla ni fácil. Hay quienes se oponen a su misión y le hacen ver su disgusto, John y Laura se han encontrado con galones cortados con navajas y con los depósitos derrumbados.

“Están tercos en destruir nuestros trabajo pero nosotros estamos tercos en continuar”, dijo Laura.

“No se ponen a pensar que un galón de agua les pudiera salvar la vida hasta a ellos mismos”, agregó.

Pero también se han encontrado con mensajes dándoles las gracias por el agua – y no sólo de inmigrantes, también de ciudadanos americanos. Algunos hasta les dejan donaciones monetarias adentro de los tanques, incluyendo pesos y en una ocasión unos euros.

“Todo el apoyo, especialmente las notas de agradecimiento me llenan mi corazón. Nadie debería de pasar por una situación tan humillante por tratar de proveer par su familia, si esta en nuestro poder proveer agua porque no”, finalizó.

Para aprender más sobre Water Station visitar www.desertwater.org, en su sitio tienen las fechas que saldrán a depositar galones de agua, la siguiente es el sábado 10 de mayo. Se reúnen en The Old Highway Café a las 8 a.m. en Ocotillo por la carretera interestatal 8 en el Imperial Highway. Están aceptando donaciones monetarias y de galones de agua, informes adicionales al (619) 318-0371.