Contrario a la creencia popular, el Cinco de Mayo no es día de la Independencia de México y no está conectado al Mes de la Herencia Hispanidad en Estados Unidos. En realidad, se celebra la victoria del Ejército Mexicano sobre las fuerzas francesas en 1862 en la Batalla de Puebla, pero más que nada se ha convertido en un día de fiesta estadounidense.

Para educadores, compatriotas y activistas, la celebración no solo recuerda la victoria del Ejército Mexicano sino también que en ese conflicto participaron mexicanos nacidos en lo que ya eran tierras estadounidenses, pues menos de dos décadas antes, en 1848, Estados Unidos ganó territorio mexicano en la guerra entre los dos países.

Según María Herrera, profesora de historia en Texas, esa podría ser una de las razones por las cuales la fecha se ha convertido poco a poco en una celebración más amplia que identifica a los hispanos nacidos en Estados Unidos.

“El líder fue el general Ignacio Zaragoza, nacido en Presidio La Bahía, en lo que ahora es Goliad (Texas), y eso es motivo de orgullo entre los latinos nacidos en este país”, sostuvo Herrera con la agencia EFE. Cabe mencionar que el presidente de México en este entonces era Benito Juárez.

“Esos sentimientos se solidifican incluso en los que no han nacido aquí pero crecen en el sistema educativo de Estados Unidos.”, agregó.

Por su parte, Víctor Chávez, profesor de estudios mexicoamericanos en Southwestern College en Chula Vista, le comentó a El Latino que aunque México al fin perdió la guerra contra el Ejercito Francés y eventualmente fueron liberados de su dominio por la autoridad del entonces presidente Abraham Lincoln, si mostraron su orgullo en tener un país demócrata.

“La Batalla de Puebla es un símbolo de que México es un país que aprecia la libertad y esto se tiene que celebrar, en esta lado de la frontera también”, señaló Chávez.

Una gran fiesta mexicana

El Cinco de Mayo ya no es sólo una gran fiesta mexicana. En las pasadas décadas se ha convertido en una oportunidad para que el resto de las comunidades hispanas de Estados Unidos participen y se identifiquen con un aniversario que muchos mexicanos compatriotas recuerdan con orgullo.

Y los no hispanos quizás se unan a la celebración por ninguna otra razón más que por tirar reventón pero su entrega y pasión hacia el día se agradece.

Históricamente, el profesor Chávez añadió que los mexicanos en Estados Unidos, especialmente en Los Ángeles y San Francisco, empezaron a celebrar el Cinco de Mayo para protegerse del racismo en las décadas 1950 y 1960.

“Los mexicanos necesitaban cobijarse con elementos de su cultura para protegerse del abuso anglosajón”, declaró este profesor. “Se querían proteger culturalmente”, agregó.

Cinco de Mayo comercializado

Según Chávez, por ahí en los años 1970 las compañías de alcohol y cerveza se dieron cuenta que el Cinco de Mayo cada vez más se convertía en una grande celebración, vieron en este festejo una oportunidad perfecta para promover sus productos.

Ahora, igual que en las fiestas patrias en septiembre, el día es celebrado alrededor del país con el verde, rojo y azul, mariachi, banda, ballet folklórico, platillos mexicanos y mucho “party”.

En San Diego, el histórico Old Town lleva a cabo lo que es considerada la celebración del Cinco de Mayo mas grande de la región, es típicamente de tres días. Este 2014 sus fiestas son del viernes 2 de mayo al domingo 4 de mayo, ya que el mero día 5 cae en lunes.

Tendrán música en vivo en diferentes plataformas, jardines de cerveza, show de autos low rider, una competentica de ballet folklórico y especiales de comida mexicana, entre otras actividades. Informes adicionales en www.oldtownsandiegoguide.com.

Ernesto López

Ellatinoonline.com