SAN DIEGO.- Gilbert Lorenzo se sumó a la lista de agentes policiacos de San Diego que han deshonrado el uniforme, al ser acusado de violencia doméstica en contra de su esposa.

Pero Lorenzo es apenas la punta del ‘iceberg’ en el que figuran 16 casos de corrupción de agentes en los últimos 3 años, y un lastre con el que tuvo que cargar el anterior jefe de policía, William Lansdowne.

Uno de los escándalos que “destapó la cloaca’ de la mala conducta policiaca fue el caso del agente policiaco Anthony Arévalo, acusado por dos mujeres de haber usado su placa para forzarlas a que tuvieran relaciones sexuales con él.

Luego se suscitaron una serie de incidentes en el que se involucraron a agentes en otros hechos, como el uso desmedido de fuerza en contra de civiles, sin que hubiera justificación suficiente.

El incidente –de nuevo sobre inapropiada conducta sexual que incluiría, de acuerdo con la acusación inicial, tocar los genitales a una mujer- surgiría en el caso del agente Christopher Hayes.

El ex elemento ha negado dichos cargos y renunció en febrero molesto de que la corporación no lo apoyara. Y se encuentra actualmente en proceso.

Todo ello dio lugar a que la Procuradora de Estados Unidos para el Sur de California, Laura Duffy, revelara que una “investigación independiente” sobre el comportamiento de la Policía de San Diego estaba llevándose a cabo por una agencia federal.

La investigación en proceso sería confirmada por el ex jefe Lansdowne días antes de su renuncia.

Una mancha más al tigre

El martes 22 de abril, Gilbert Anthony Lorenzo se unió a la lista de agentes de Policía de San Diego que han deshonrado el uniforme de esa corporación acusado de un delito de violencia doméstica.

La víctima es su propia esposa, Tanya Lorenzo, y el oficial, quien reside en La Mesa, ya fue separado del cargo y se enfrentará a juicio sin goce de sueldo, informó en conferencia de prensa la jefa de Policía, Shelley Zimmerman.

Visiblemente nerviosa por ser el primer caso en que la nueva responsable de la corporación tiene que dar la cara ante hechos que dañan la imagen de la corporación, dijo que en cuanto fue informada ordenó la separación, pues los ciudadanos merecen respeto.

“Yo recibí esta notica muy descepcionada”, respondió Zimmerman a pregunta de una reportera durante la conferencia de prensa efectuada esta mañana en el Cuartel de la Policía de San Diego.

Trascendió que el agente fue arrestado pero poco después sería dejado en libertad, al pagar una fianza de $50,000.

Por su parte, el teniente de la Policía de la Mesa, Matt Nicholass reveló que la víctima (esposa de Lorenzo) es una mujer de 31 años de edad, pero quien no requirió de ser atendida con tratamiento médico.

La jefa de policía Zimmerman, quien asumió el cargo en medio de fuertes críticas a la conducta de varios agentes acusados de acoso sexual a mujeres, advirtió que no se tolerarán estas conductas por parte de los agentes y esperará “debido proceso”, se investigará a detalle lo ocurrido y serán las autoridades judiciales quienes emitirán la resolución de este nuevo incidente que involucra a un agente policiaco.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com