BALTIMORE.- El presidente estadounidense, Barack Obama, aseguró que los profesores de primaria y secundaria abren “un camino mejor” para sus estudiantes y para el país, en la entrega del premio del Maestro del Año al profesor de Baltimore (Maryland) Sean McComb.


“Aún recuerdo a todos los maravillosos profesores que me hicieron quien soy, que me abrieron al mundo”, dijo Obama en una ceremonia junto a los finalistas de cada estado al premio anual que concede la Casa Blanca.
 “Nos sitúan en un camino mejor”.

“Y lo hacen a pesar de lo mucho que les exigimos. Los maestros no tienen días libres, incluso cuando están agotados, incluso cuando llevan toda la noche en pie con su propio hijo o cuando tienen facturas o algo personal en la mente. Una vez que estás frente a esa clase, tienes mentes que dependen de ti”, agregó.


El mandatario entregó el premio, con forma de manzana, a McComb, un profesor de Lengua Inglesa en el instituto y centro de las artes Patapsco en Baltimore, que a sus 30 años es uno de los maestros más jóvenes que han recibido el galardón.

Determinación Individual


“Algo que dice mucho de Sean es que uno de sus alumnos le dijo: ‘¿Qué opinas de si me convierto en maestro?’ Y cuando Sean le preguntó qué asignatura le gustaría enseñar, el niño le respondió: ‘No importa. Sólo quiero pasármelo tan bien como tú cada día”, relató Obama.


McComb trabaja con sus alumnos en un programa de preparación para la universidad llamado AVID (siglas de Progreso a Través de la Determinación Individual), dirigido a “estudiantes que tienen la capacidad que se necesita pero precisan de un empujón extra para alcanzar todo su potencial”, explicó el gobernante estadounidense.


“La Educación, una calle de doble sentido”

En las dos últimas promociones de su clase, el 98 % de los alumnos entró en una universidad para carreras de cuatro años, muchos de ellos con becas, añadió Obama.


El presidente consideró especialmente meritorio que, cuando era un estudiante de instituto, McComb “tenía problemas bastante serios en casa y se sentía apático y sin interés por nada”, hasta que comenzó a ver clase de Lenguas con un profesor de apellido Schurtz, “uno de esos maestros que lo cambian todo”.


“El propio Sean pudo ver el impacto que un profesor puede tener en la vida de un niño. Y fue el ejemplo del señor Schurtz el que llevó a Sean a convertirse él también en profesor de Lenguas”, añadió.
“Cuando Michelle y yo hablamos con los estudiantes, a menudo le decimos que la educación es una calle de doble sentido. Nuestro trabajo es proporcionar a los estudiantes grandes escuelas y grandes profesores y el suyo es hacer sus deberes y trabajar duro”, afirmó Obama.
(EFE-USA).

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com