Más de 8 millones de personas se inscribieron entre octubre y abril en el mercado federal de seguros de salud, de los que al menos el 10,7 por ciento eran hispanos, un porcentaje calificado de “buen comienzo” por la Administración de Barack Obama.

El Departamento de Salud divulgó el 1 de mayo estas cifras, las finales, de los anotados en el primer periodo de inscripción abierta de los seguros médicos de la reforma sanitaria, que incluye el periodo entre octubre y marzo y la extensión posterior hasta el 19 de abril.

El número es 8.019.763, ligeramente superior a los 8 millones que ya adelantó el presidente Obama durante una conferencia de prensa a mediados de abril.

Pero además, el Gobierno publicó por primera vez el desglose de esa cifra por procedencia racial o étnica, así como en función de la edad o el género.

Quienes se inscribían en el programa federal de los nuevos seguros de salud no estaban obligados a declarar su procedencia étnica, y un 31 por ciento de los inscritos decidieron no hacerlo, según el Departamento de Salud.

Entre quienes sí marcaron esa casilla, un 62,9 por ciento eran blancos, un 16 por ciento eran afroamericanos, un 10,7 por ciento eran latinos, un 7,9 por ciento eran asiáticos, un 1,3 por ciento eran multirraciales y un 0,3 por ciento indígenas americanos.

Se calcula que una de cada cuatro personas sin cobertura de salud en el país son hispanas, y la Casa Blanca proyectaba que un 14,5 por ciento de latinos reunían los requisitos para optar a uno de los seguros ofertados en los nuevos mercados de salud.

Teniendo en cuenta que ese 14,5 por ciento era “la meta” a la que aspiraba la Casa Blanca, una alta funcionaria de la Administración celebró hoy el porcentaje alcanzado de 10,7 por ciento.

“Dados todos los obstáculos que tuvimos, este es un buen comienzo, y significa que cientos de miles de familias latinas tienen ya la tranquilidad de un seguro médico”, dijo la funcionaria, que pidió el anonimato, en una conferencia telefónica con periodistas.

A ese porcentaje deben sumarse los hispanos inscritos en seguros de salud proporcionados por estados que cuentan con su propio mercado, recordó la funcionaria.

Por ejemplo, un 28 por ciento de los inscritos en los seguros médicos estatales en California son hispanos, igual que un 17,8 por ciento de los apuntados en Nevada, explicó.

La estrategia para promocionar los seguros entre los hispanos tuvo “momentos difíciles”, según reconoció la fuente, porque muchos latinos creen que no pueden costeárselos y otros temen que, al compartir sus datos personales con el Gobierno en la inscripción, éstos sean usados para deportar a familiares indocumentados.

Una vez completado este proceso, la Administración “entiende más cosas sobre las percepciones en la comunidad hispana o los obstáculos que existen, por ejemplo el temor sobre posibles complicaciones con el sistema de inmigración”, dijo la funcionaria.

Los hispanos que no se hayan inscrito aún en los seguros tendrán que esperar hasta noviembre para el próximo periodo de inscripción, a no ser que cumplan los requisitos para apuntarse en Medicaid (programa de asistencia sanitaria a personas de bajos recursos).

El Departamento de Salud también informó de que, durante el mismo periodo entre octubre y marzo, más de 4,8 millones de personas se inscribieron en Medicaid y el programa de subsidios CHIP.

EFE

Ellatinoonline.com