La mitad de los adultos con discapacidades en Estados Unidos no realiza ningún tipo de actividad física, lo que los expone a un mayor riesgo de padecer de enfermedades como diabetes, cáncer, enfermedades cardíacas y derrames cerebrales, que aquellas personas activas en condiciones similares.

De acuerdo con un estudio de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), divulgado el 8 de mayo, los adultos con discapacidades en edad laboral que no realizan actividad física tienen un 50 por ciento más de probabilidades de padecer de estas enfermedades.

Al menos un 47 por ciento de los adultos con discapacidades que pueden hacer actividad física aeróbica, no la hacen y un 22 por ciento adicional no son lo suficientemente activos, según el informe.

Los investigadores hallaron que solo a un 44 por ciento de los adultos con discapacidades que visitaron a un médico en el último año se les recomendó hacer algún tipo de actividad física.

“La actividad física es lo más parecido que tenemos a una medicina milagrosa. Desafortunadamente, muchos adultos con discapacidades no hacen actividad física en forma habitual”, declaró el director de los CDC, Tom Frieden.

Según cifras de los CDC, en Estados Unidos hay aproximadamente 3 millones de adultos latinos con discapacidades entre las edades de 18-64 años.

El estudio encontró que entre los adultos con discapacidades en edad laboral tienen, las probabilidades de tener enfermedades cardiacas, accidentes cerebrovasculares, diabetes o cáncer es tres veces mayor que en los adultos sin discapacidades.

Asimismo, los adultos inactivos con discapacidades tuvieron un 50 por ciento más de probabilidades de notificar al menos una enfermedad crónica, en comparación con los adultos activos con discapacidades.

El funcionario destacó la necesidad de que los médicos y otros proveedores de atención de salud asuman un papel “más activo” en instar a sus pacientes con discapacidades a implementar un plan de ejercicios adecuado para ellos.

De acuerdo con el informe, los adultos con discapacidades tuvieron un 82 por ciento más de probabilidades de ser físicamente activos, cuando su médico se los recomendaba.

Las autoridades sanitarias recomiendan llevar a cabo al menos 150 minutos (2.5 horas) de actividad física aeróbica moderada a la semana.

EFE

Ellatinoonline.com