Cuando el maquillaje sale mal y no hay tiempo para borrar, es decir desmaquillar, hidratar y volver a empezar, lo ideal es echar mano de algunos trucos que permitan salir airosa del conflicto.

BASE CON COLOR

Un maquillaje natural requiere una base con un tono exacto al de la piel. Si te has equivocado de color o has puesto más producto del necesario, coge una esponja de maquillaje limpia y difumina. No arrastres el producto, lo único que conseguirás es trazar surcos. Después aplica con una brocha gorda polvos traslucidos para atenuar el color.

Pero no abuses de ellos, su exceso realza las líneas de expresión y las pequeñas arrugas de la frente y el contorno de los ojos. Resultan muy favorecedores sobre la nariz y la barbilla para matizar los brillos.

RUBOR EN LAS MEJILLAS

La luz del baño también juega malas pasadas y obliga a poner dos manos de colorete cuando solo es necesario una. Qué hago? Se puede rebajar el color poniendo un poquito de crema hidratante en la zona y extendiéndola hacia los lados.

“Evita aplicar el colorete en el centro de las mejillas, a modo de círculo, es mejor seguir el hueso del pómulo, desde la mejilla hacia la sien, se consigue un efecto ‘lifting’”, explica el subdirector de maquillaje de L’Oreal en Mercedes-Benz Fashion Week Madrid.

MÁSCARA DE PESTAÑAS

Cuando se cae un poco la máscara de pestañas sobre el pómulo o el contorno de los ojos, déjalo secar, porque si intentas limpiarlo cúando esta· húmedo solo conseguirás extenderlo más. Una vez seco, coge un bastoncillo humedecido con agua y retíralo. Acto seguido, pon una pizca de base de maquillaje en la yema de tu dedo índice y aplícad en la zona para igualar el tono. Procura pasar por alto el maquillaje de las pestañas inferiores, sobre ellas el rimmel proporciona una mirada cansada.

AUTOBRONCEADOR

“Aplicar el autobronceador es casi una ciencia exacta”, comenta la maquilladora Charo Palomo, quien recomienda limpiar y exfoliar muy bien la piel y extender el producto con calma, masajeando para obtener un buen resultado, de lo contrario no queda más remedio que frotar y frotar hasta arrastrar todo el producto.

CEJAS POBLADAS

Esta temporada se llevan las cejas pobladas, eso sí, pero bien peinadas, no cada una a su aire. El truco para domarlas es aplicar sobre un cepillo de dientes un poco de laca y a continuación peinarlas. Así, se evita su rebeldía.

Olvídate de las cejas finas, estuvieron de moda en la década de los años 70. Unas cejas pobladas bien definidas y diseñadas, enmarcan la mirada y restan años.”, apunta la maquilladora Charo Palomo.

MANICURA PERFECTA

Si una llamada de teléfono inoportuna te hace echar a perder la manicura con una marquita, no desesperes, déjala que se termine de secar y luego aplica una capa de esmalte transparente, pequeño truco que evita que se vean las imperfecciones.

Para secar rápidamente una manicura exprés, mete los dedos en un recipiente con agua helada, después de un par de minutos estarán secas.

Sí, maquillaje perfecto, pero si el cabello está· encrespado y no se cuenta con un serum capilar que lo calme, la crema de manos es la solución. Aplica un poco sobre las palmas de la mano y pásalas con suavidad desde la raíz hasta la punta, el resultado es fantástico.

EFE

Ellatinoonline.com