Igual que sus padres, cientos de peques’ alrededor del condado se han unido a la celebración de la Copa Mundial; y algunos de nuestros lectores nos enviaron fotos de sus hijos con sus vuvuzelas, jerseys y banderas de sus equipos favoritos.