SAN DIEGO.- Aunque la tecnología y en especial el acceso al Internet juega un papel clave en la búsqueda de la excelencia educativa en el nivel básico, medio y medio superior (K12), esta oportunidad no se aprovechará al menos que los salones de clase y bibliotecas cuenten con la red de banda ancha o alta velocidad.

Dicha preocupación fue puesta de manifiesto en la 31 Conferencia Anual de NALEO (Asociación Nacional de Latinos Electos y Designados) , correspondiente al tema de Educación y titulada:

“Building The Infraestructure to Meet the Technology needs in Education” (Construyendo la Infraestructura Tecnológica que requiere la Educación).

Evan Marwell, presidente de Education SuperHighway, una organización civil, recordó que estudiantes y maestros requieren de un acceso más rápido y confiable a la red pero dijo que hoy 72% de las escuelas públicas en Estados Unidos no cuentan con Internet de alta velocidad, que los estudiantes requieren para hacer frente al nivel de competencia que la sociedad reclama.

Mostrando gráficas, ejemplificó que solamente el 37% de las escuelas del nivel K-12 y el 25% de los estudiantes cuentan con Internet de alta velocidad (banda ancha), cuando todos debieran tenerlo.

Por si fuera poco, expuso Marwell mientras un 39% de las escuelas que cuentan con mayores recursos económicos (y que sólo representan el 2 % del total) acceden al aprendizaje digital, el 15% de las más pobres, solamente el 14% cuentan con este servicio tan necesario.

Que cada salón de clase en EU acceda a red de banda ancha

Destacó que hay alrededor de 50 millones de estudiantes en Estados Unidos y la meta es garantizar que en cada salón de clases tenga acceso a internet de alta velocidad, “que todos los alumnos se beneficien de la llamada “promise of digital learning” (promesa del aprendizaje digital), que está transformando la enseñanza”, indicó.

Jessica Rossenworcel, miembro de la Comisión Federal de Comunicaciones precisó, no obstante, que el problema no radica en el hecho que las escuelas no dispongan de Internet, sino que la capacidad (velocidad) es insuficiente.

Consideró que este es uno de los grandes desafíos del país para contribuir a lograr la excelencia en el proceso educativo.

Rossenworcel, con experiencia en el ámbito de las comunicaciones gubernamentales y la ex colaboradora de la legislatura en esa materia, recordó que las escuelas del país se preparan para la transición que permita ayudar a los estudiantes a dominar las habilidades necesarias para prosperar en el siglo XXI.

En la presentación de la conferencia, el senador Alex Padilla (moderador), puso de manifiesto que los distritos escolares se enfrentan actualmente al reto que significa el desarrollar ‘un currículo digital frente a los estándares educativos por implementarse en los próximos años.

Durante la exposición de motivos de Naleo sobre el tema sostiene que “el paso de la prueba de papel y lápiz a las aplicadas por medio de una computadora requiere que los Distritos Escolares aumenten el acceso a la tecnología fija o alámbrica y la inalámbrica para incorporar el aprendizaje digital en el aula y proporcionar el desarrollo adecuado para que los educadores integren la tecnología en sus planes de estudio y su enseñanza diaria”.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com